La importancia de los buenos modales en la mesa

Conozca porqué es necesario enseñar a los niños y niñas a tener postura, no solo cuando comen en familia

La buena educación de una persona se nota en la mesa, dice experta en etiqueta y protocolo. HOY/Istockphotos.com

 

HOY

Imposible que no haya pasado el “oso” de botar la comida o que se le caiga el tenedor o el cuchillo durante una cena especial, o peor aún, en un restaurante. Y es que no todas las personas son “duchas” en la utilización de cubiertos de mesa. De ahí la importancia de aprender a utilizarlos desde que son niños.

La edad no es una excusa para que los pequeños no tengan modales en la mesa, ellos son como esponjas y van absorbiendo todo lo que ven en casa y si el papá o mamá come con las manos, el pequeño hará lo mismo.

De acuerdo con Keylin Calero, de Academia Protocolo y Etiqueta, es importante educar a nuestros niños para que aprendan buenas costumbres. “Es ideal hacerlo desde sus primeros años, desde que tienen dos añitos hay que enseñarles a decir gracias, por favor y que tengan bastante independencia en comer, cuando tienen entre 4 y 5 años entienden perfectamente a diferenciar la hora de la comida y cómo deben comportarse, desde casa deben iniciar las primeras clases de etiqueta en la mesa”, refiere Calero, consultora certificada en la EUA.

Por naturaleza los niños son inquietos y traviesos, y cuando les enseñamos a comer solos a veces se aburren, no obedecen, se paran de la mesa, juegan con la comida, algo normal, pero en sus representantes está ponerles límites.

Calero añade que la buena educación de una persona se le nota cuando está en la mesa, por ejemplo que lleguen a la mesa vestidos, “no hay que permitirles a los niños comer sin camisa o en camisolas, deben llegar con las manos limpias, tener una buena postura, utilizar los cubiertos de mesa correctamente”.

Mucho ojo

Calero indica que lo único que se debe poner en la mesa son los antebrazos, se empieza a comer hasta que toda la familia o invitados estén completos en la mesa, no hay que mostrar ansias de hambre, comer a un ritmo adecuado, no muy rápido, ni muy lento.

HOY/Istockphotos.com

El tenedor se debe tomar con la mano izquierda y el cuchillo con la mano derecha. “Lo primero que hacemos es aprender a cortar y a utilizar el cuchillo como una palita con el tenedor”, indica la experta, quien insiste en que es necesario utilizar una servilleta de tela aunque sea en la casa. “Esto lo debemos hacer siempre para tener seguridad en la calle, en un restaurante o en un cumpleaños”.

Si van a un restaurante, no hay que olvidar que al final del plato principal siempre hay postre y para eso es la cuchara pequeña.

Importante

1. manos. La higiene es fundamental. Debe enseñarles que se tienen que lavar las manos antes de sentarse a la mesa, al igual que al levantarse.

2. lugar. Si tienen un puesto asignado, deben respetarlo. Si no la comida podrá convertirse en un juego de sillas y no se lo tomarán en serio. Debemos ayudarlos a acostumbrarse, a convertirlo en parte de su rutina diaria.

Keylin Calero en una de las clases de etiqueta en la mesa para niños. HOY/Cortesía

3. Comportamiento. Sus brazos deben estar apoyados en la mesa hasta los antebrazos, enseñarles lo que todos sabemos de niños; “los codos no se montan en la mesa”. No permitirles jugar con la vajilla, los cubiertos o el mantel, estos elementos distractores serán una tentación.

4. Comida. Enséñelos a comer por sí solos desde muy temprana edad, que sepan el uso de cada cubierto y lo que pueden hacer con ellos.

5. Por favor y gracias. Esto es algo que deben aprender no solo en la mesa, sino en todos los aspectos de su vida.

Posición de cubiertos

Calero refiere que cuando se está en restaurante, los meseros saben cuando la persona ya terminó de comer. “Una de las formas de colocar los cubiertos es marcando las 6:30, es decir los cubiertos paralelos con los mangos hacia dentro”.

En la mesa no se debe permitir hacer ruidos y no utilizar los dedos para comer.

...

Notas Relacionadas