“El goalball cambió mi vida”, dice atleta nicaragüense Anielka Palma

Tras ganar la medalla de oro en los Juegos Paracentroamericanos, Anielka Palma inició su segundo año de la carrera de Trabajo social y gestión del Desarrollo.

Anielka Palma durante sus clases de ajedrez recientemente en Managua. Foto Carlos Valle.

HOY

Cuando apenas era una niña, Anielka Lissette Palma Rugama, asegura que la tristeza era parte de su diario vivir, pero una vez que conoció y practicó la disciplina de goalball todo cambió.

Desde hace más de cinco años, Palma, nacida en Waslala pero residente desde hace 15 años en Managua, es parte de la Selección Nacional de goalball, que le dio una medalla de oro a Nicaragua en los Juegos Paracentroamericanos, realizados en Managua en el presente año. Hace cuatro años había ganado medalla de bronce en el mismo torneo, pero realizado en San José, Costa Rica.

Palma nació ciega, debido a que un animal picó a su mamá Yamileth Rugama cuando estaba embarazada, pero luego se trasladó a Managua, en donde la operaron sus dos ojos.

“Un doctor le dijo a mis padres que tenía posibilidad de ver y que fuera a Managua, que ahí me podrían ayudar. En Managua me operaron los dos ojos. Del ojo derecho recuperé el 50 por ciento de la vista pero del izquierdo habían posibilidades de recuperar el 80 por ciento de la vista, pero no pasó nada”, contó Palma, quien se auxilia de un bastón para movilizarse.

Palma cuenta que desde niña le gustaba el deporte. Practicó atletismo, pero en el Centro de Educación Especial para Personas con Discapacidad Melania Morales conoció al actual entrenador de la Selección Nacional de goalball Francisco Fonseca, quien al ver el interés de Palma y otras niñas por el deporte, las invitó a jugar goalball.

“El goalball cambió mi vida. Ahora me ven así como medio loca, o que molesto o grito, pero no era así. Antes era amargada y agresiva, sentía que todo era igual en mi vida, no sabía que podía correr, competir, soñar. Cuando me pongo ese antifaz (en goaball) me siento libre, es genial, siento que puedo todo, que estoy completa, siento me transformo, es como tener poderes”, explica con una amplia sonrisa Palma, de 21 años de edad.

Los duelos finales de goalball serán en el gimnasio de balonmano del IND, desde las 9:00 a.m. este domingo. Foto HOY. Arte Oswaldo Acosta
Anielka Palma (centro) durante los Juegos Paracentroamericanos en Managua 2018. Foto HOY. Arte Oswaldo Acosta

Su sueño

Tras ganar la medalla de oro en los Juegos Paracentroamericanos, Palma hace unos meses inició su segundo año de la carrera de Trabajo social y gestión del Desarrollo en la Universidad Centroamericana (UCA).

“Mis compañeros me tratan con mucha igualdad, no me sobreprotegen”, expresa Palma sobre sus compañeros de clase.

Con su carrera, Palma sueña con ayudar al sector discapacitado.

“Siempre he soñado con trabajar con el sector discapacidad, siento que no hay muchas personas trabajando en este rubro, quiero empoderar a los jóvenes acerca de las leyes y sus derechos”, agregó Palma, quien también es masajista.

Recientemente Palma tomó un curso de ajedrez en Managua.

Más

Anielka es producto del amor entre Yamileth Rugama y Arnoldo Palma. Anielka tiene solo un hermano: Ervin Palma Rugama, de 19 años de edad, quien es amante del campo, la agricultura.

Palma también representó a Nicaragua en los Juegos Codicader y en campeonatos centroamericanos, obteniendo múltiples medallas, varias de las cuales son de oro.

La joven atleta también aspira a ser mamá en el futuro “Quiero que mis hijos se sientan orgullosos de mí.  Quiero enseñarles  que en la vida no necesitas ver para conocer y aprender”, finalizó Palma.

Nicaragua, con su medalla de oro lograda en goalball femenino ayer, tras vencer a Guatemala 7-2 en el IND.<br /> FOTO MANUEL ESQUIVEL
Anielka Palma cuando ganó  la medalla de oro en goalball femenino  al vencer a Guatemala 7-2 en el IND en los Juegos Paracentroamericanos en enero del presente año. FOTO MANUEL ESQUIVEL

...

Notas Relacionadas