¡Se lo tragó el escenario! Wiston Campos noqueado en tres rounds en Escocia

El mensaje del entrenador Wilmer Hernández fue claro en el descanso del segundo round: “Si no querés seguir, decime, que yo paro esta pelea".

Wiston Campos fue derribado tres veces por Josh Taylor. HOY/ Cortesía Daily Record Sport

A lo mejor Wiston Campos sintió que la tierra se abría lentamente bajo sus pies. Buscó las cuerdas, como escapando en todo momento, cedió los espacios y sin decir una palabra alimentó el empuje de un Josh Taylor que lo noqueó en tres rounds en The SSE Hydro, en Escocia, reteniendo este último el título plata de las 140 libras del CMB.

Los sueños no se cumplen con actuaciones tímidas, con las piernas tambaleantes. El mensaje del entrenador Wilmer Hernández fue claro en el descanso del segundo round: “Si no querés seguir, decime, y yo paro esta pelea. Te voy a dar el tercero, tenés que hacer algo, sino yo mismo me voy a encargar de terminar esto”, le dijo, casi a gritos.

Pero no hubo necesidad de que Hernández interviniera. Después de caer por tercera vez sin ser tambaleado por un golpe de poder de Taylor, “El Zurdo” Campos atendió el conteo y cuando el árbitro le preguntó si deseaba seguir dijo que “no”. La ficha técnica de la pelea indica que todo se terminó a los 44 segundos del tercer episodio.

Congelado

En el arranque, dando una imagen de especulación, Campos soltó el jab para marcar la distancia, y eso fue lo más destacable de su parte, porque luego Taylor hizo lo mismo, desempacó su golpeo y ejerció presión apoyado por un público que no lo paraba de vitorear.

“El Zurdo” buscó las cuerdas por cuenta propia. Se encerraba a sí mismo, sin que nadie entendiera por qué. Al minuto del segundo round, visitó por primera vez la lona con volados de izquierda, antes había sido golpeado a los bajos. Sin ideas para enderezar las acciones, Campos se recostó en las cuerdas y tras una andanada de golpes, sin que estos fueran tan contundentes, fue derribado por segunda vez, siendo salvado por el final del round.

Solo un milagro salvaba a Campos y este no llegó. Concluyó su travesía por Escocia brindando ante todos la imagen de un cordero amaestrado, nada que ver con el semblante explosivo que mostró en la conferencia de prensa, en un claro síntoma de rebeldía temprana.

Pero Wiston se frenó a sí mismo, a su futuro, con una derrota sin sabor.

...

Notas Relacionadas