Payaso saldrá libre en 2031 por violar a hija de 11 años de edad

13 años y seis meses de cárcel deberá purgar el sujeto que violó a su hija en un cuarto y bodega de la casa

La pena contra el payaso malvado que violó a su hija expira de manera provisional el 16 de mayo de 2031. HOY/Alejandro Flores

HOY

Una pena de 13 años y medio de prisión recibió un sujeto por violación agravada a su hija, una niña de 11 años, a la que abusó sexualmente en el cuarto y en una bodega de una vivienda ubicada en un barrio de Managua.

Al agresor sexual de iniciales J.D.F.P., quien laboraba como payaso y animador, ayer le fue notificada la sentencia por el juez Tercero Especializado en Violencia de la capital, Edén Aguilar Castro.

El sentenciado, quien hasta ayer permanecía recluido en una celda policial, deberá cumplir la pena en La Modelo de Tipitapa.

El payaso malvado, después que le fue leída la sentencia, sostuvo que es inocente y que Dios castigará a las personas que lo acusaron de manera injusta.

Por su parte, el abogado Roberto Mendieta, defensa del payaso sentenciado, dijo que apelará la pena impuesta a su cliente, así como de la sentencia en su conjunto.

Vivió calvario

La víctima, de 11 años de edad, se fue a vivir a la casa de su padre biológico en junio de 2014, sin imaginarse que este le haría daño.

En vez de recibir calor paternal, lo que la niña obtuvo fue una cadena de abusos sexuales de parte de su progenitor.

Durante el juicio, la declaración de la niña, más las testimoniales de la psicóloga forense, la forense que examinó a la niña y una oficial de la Policía expusieron los abusos a los que fue sometida la menor de edad, de parte de su progenitor.

Llegaba al cuarto

Según la acusación de la Fiscalía, desde que la menor llegó a la casa de su progenitor, este en la medianoche llegaba al cuarto donde dormía la niña, la despertaba y le tocaba las partes íntimas, también le daba besos.

En una ocasión, el sujeto hasta rozó sus partes íntimas con las de su hija.

Para evitar que su padre la siguiera tocando, la niña dormía con su hermanito menor; sin embargo, el acusado de agosto a noviembre de 2014 llegaba al cuarto de su hija, la despertaba y la llevaba a un lugar de la casa que servía como bodega, donde la obligaba a que le hiciera el sexo oral.

...

Notas Relacionadas