Limpiar frijoles: una tarea que requiere de paciencia y buen ojo

No es tan fácil como parece

Julio Cesar Sotelo limpiador de frijoles del mercado Oriental/ Foto Manuel Esquivel

HOY

Limpiar los frijoles de las brosas y las piedras que traen es una tarea que requiere de paciencia y muy buen ojo para no dejar pasar nada.

Julio César Sotelo, trabaja en el mercado Oriental seleccionando frijoles desde hace diez años. Al inicio está labor fue muy difícil, pues sufría muy seguido de dolores en su espalda y cabeza, por la falta de costumbre y trabajar bajo el sol.

Aunque el proceso para elegir los mejores granos de frijoles a simple vista es sencillo, Sotelo comenta que hay que tener agilidad en las manos y muy buen ojo para no desperdiciar el producto y ganar más dinero.

Conoce su trabajo en la edición mañana lunes, en la sección Mercados del diario impreso.

...

Notas Relacionadas