Trucos para evitar infecciones con el uso de los lentes artificiales

Tenga mucho cuidado

HOY/Istockphotos.com

Muchas personas que tienen problemas de la vista optan por utilizar lentes de contacto por comodidad o por razones estéticas. No obstante estas pueden suponer un riesgo para la salud de los ojos. Bacterias, hongos y microorganismos pueden adherirse a las lentes de contacto y causar dolor, irritación y daños graves.

Enumeramos algunas de las recomendaciones de los especialistas para usar estos lentes.
1. Evita nadar o ducharte con los lentes puestos. Estos absorben cualquier cosa, lo que incluye parásitos y bacterias, poniendo en riesgo de sufrir infecciones o algo peor.

2. Si sufres de alergias, usar lentes de contacto puede hacer que estas empeoren, ya que los alérgenos como el polen o la caspa pueden quedar atrapados en tus lentes.
Si ves que tus síntomas empeoran, intenta usar lentes normales. Igualmente, siempre asegúrate de que estos estén bien limpios antes de colocártelos, para así poder evitar cualquier tipo de problema.
Recuerda nunca lavarlos con agua común. Para su limpieza, utiliza la solución que el oculista seguramente te ha recomendado.

HOY/Istockphotos.com

3. Mantén las gotas para los ojos siempre contigo, especialmente si trabajas con una computadora.
No solo porque en seco los lentes son más incómodos y difíciles de usar, sino porque existe el riesgo de que estos rayen tu ojo.
Usa las gotas tan seguido como necesites. Si tienes picazón en los ojos causada por alergias, consigue unas gotas que contengan antihistamínicos.

Lea: Mime sus pies con estos consejos naturales

4. Usa los lentes solo el tiempo que se te recomendó. Si se te recetó usarlos durante 4 semanas, no los uses durante 4 meses.
5. Siempre lava tus manos antes de colocarte los lentes, y asegúrate de guardarlos correctamente cuando te los sacas.
Tocarte el ojo con las manos sucias es una buena forma de infectártelo, produciendo por ejemplo una conjuntivitis.

6. Dale a tus ojos un descanso. Es difícil una vez que estás acostumbrado a usarlos durante cada segundo del día, pero tus ojos necesitan un respiro de vez en cuando.

¡Alerta!

Asegúrate de visitar a tu oculista en forma habitual (al menos una o dos vez al año), de esta manera, tu médico podrá chequear que tu vista no ha empeorado, en cuyo caso deberá recetarte lentes nuevos para evitar que tu visión se siga viendo mermada.
No olvide si tu ojo se pone color rojo o se ve irritado, no ignores estos problemas o molestias. Retira los lentes de contacto y acude al médico de emergencia.

...

Notas Relacionadas