Portada_Super_Banner_P_Section_1

El caso del doctor Páramo y las muertes que nadie explica

La posible liberación del doctor Páramo despierta reacciones entre quienes han perdido a parientes en centros hospitalarios

Impunidad tras negligencias médicas. Foto Istockphotos.com

Impunidad tras negligencias médicas. Foto Istockphotos.com

Managua

La posible libertad del cirujano plástico David Páramo, acusado de una negligencia médica que dejó una paciente fallecida y otras lesionadas, causan molestia en familias que denunciaron casos similares en 2017.

“Es una burla”, dijo Sandra Auxiliadora González Busto, madre de Lizandra Jarquín, la joven que falleció tras un procedimiento quirúrgico de Páramo. El médico fue condenado a cinco años de prisión.

Según Salvador Marenco, asesor legal del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), la incidencia de denuncias que reciben por negligencias médicas es de 10 a 14 casos por año y el año pasado no fue la excepción.

“Lo más común es que haya una actitud negligente de operadores médicos en descuidos después y durante operaciones”, expresa Marenco y añade que de cada cinco casos de negligencias médicas, solo uno o dos llegan a operadores de justicia o concretan el proceso legal.

En este caso, Marenco dice que es pertinente mencionar que la impunidad es bastante común y alta en procesos de este tipo, aun cuando se hayan hecho gestiones, al final se lucha contra un sistema.

Trabas

Por lo general las víctimas deciden desistir de la lucha. “Se cansan porque a veces el proceso de investigación, documentación, etc., tienden a tardar más de tres meses para evaluar los expedientes y eso no determina el plazo de ese cómputo… hay demasiadas trabas en todo el trayecto de lucha judicial”, menciona.

En cuanto a la reciente petición de Mario Sandoval Castillo, abogado del cirujano Páramo, del beneficio legal de la suspensión de ejecución de sentencia para su defendido, el asesor legal Marenco señala que la libertad condicional extraordinaria solo se puede extender cuando un detenido demuestra que tiene una enfermedad terminal, incurable o sumamente grave que le imposibilita estar en la cárcel. Por tanto, si el cirujano plástico está mal de salud, tiene el derecho.

Complicaciones médicas

Para especialistas en el ámbito médico, el tratamiento que le ha dado la justicia a todos los casos de negligencia ha sido errado, en primer lugar porque en el sistema jurídico tal término no existe, “sí existen las complicaciones médicas, que es lo que han venido tergiversando los jueces y abogados”, indica José Antonio Delgado Alvarado, máster en Salud Pública.

En torno al caso Páramo, Delgado refiere que se criminalizó totalmente la labor médica, a tal punto que se condenó la herida quirúrgica que se hace con un bisturí, “por eso se le enjuició por lesiones graves”, apunta.

El experto explica que esta satanización de las complicaciones médicas ha llevado a familiares de pacientes con estas reacciones a levantarse y repudiar algo que no se premedita. “Ningún médico graduado se levanta pensando a quién va a matar tal día, la gente no ha entendido que las complicaciones son actos involuntarios”, afirma.

El médico internista Nery Olivas Castro también comparte tales opiniones y manifiesta que para prevenir más percances como el caso de Páramo o el de otros hospitales, las escuelas de Medicina deben mejorar la formación médica. Se necesita, añadió el especialista, médicos integrales.

 

Un fatal 2017 para la familia
17

de julio: Ángel Smith Rocha Campos, de 14 años, ingresó con apendicitis al Hospital Asunción, de Juigalpa. Fue operado tres veces y murió en el Hospital La Mascota, en Managua. Una auditoría detalló 17 anomalías en su tratamiento.

25

de julio: Natasha Nicole Reyes Ruiz, de 4 años, fue operada en un hospital privado por apendicitis. La niña sufrió un shock anafiláctico, producto de una reacción a un antibiótico que le suministraron. 1 de agosto: la hija de Silvia Lorena Rugama Mercado, de 25 años, falleció en su vientre en el centro de salud de San Fernando, Nueva Segovia. Según los familiares, los médicos le negaron traslado al hospital de Ocotal.

12

de septiembre: Cruz Selena Centeno Arbizú, de 20 años, muere en el hospital de León. Un día antes, su hijo falleció en su vientre.

 

La otra víctima de páramo
Managua

Juan Tijerino A.

La historia de Allison Molina con el cirujano David Páramo surgió en julio del 2014. La joven modelo buscó al ahora reo para que le practicara una cirugía estética (implantes de mamas). Tras acordar el precio y cumplir con una serie de procedimientos médicos, Molina llegó a un hospital privado para someterse a la cirugía.

La acusación que presentó la Fiscalía en julio del 2016 y que estableció contra el cirujano, señala que éste hizo el trabajo sin practicarle los exámenes pertinentes ni informarle los riesgos que corría.

El resultado de aquella cirugía fue que al salir de Sala de Operaciones, la modelo sufrió complicaciones en su salud, pero aun así el reo le dio el alta médica. El 19 de julio del 2016, horas después de que le habían colocado los implantes, Molina regresó al hospital y fue ingresada al quirófano para una segunda cirugía.

Esta vez fue para salvarle la vida y quien lo hizo fue el doctor Óscar Andrés Cisneros. En el juicio contra Páramo, Cisneros declaró que la víctima tenía colapsado el pulmón izquierdo en un 80 por ciento y en peligro que colapsara el otro, por lo que le realizó una cirugía de descompensación de tórax para reparar el error que había dejado el doctor Páramo en la cirugía estética.

El dictamen que emitió Medicina Legal sobre el caso precisa que la cirugía le dejó una lesión y una cicatriz permanente.

 

De alta y llegó para morir
Estelí

Roberto Mora

Lidia Marina Peralta, madre del joven que murió tras ser lanzado de un balcón en una discoteca de esta ciudad, dice que su hijo hoy estaría vivo de no ser porque los médicos fueron irresponsables al darle de alta, cuando aún estaba delicado.

Fue el 29 de enero que falleció Adkin Wilson Peralta, tras estar varios días hospitalizado en el Lenín Fonseca, de la capital.

“Nunca debieron dármelo”, se lamentó la mujer, que considera que su hijo es parte de la lista de muertes por falta de pericia médica.

¿Por su salud?

Para la afectada, fue negligencia médica que le entregaran a su hijo, sabiendo que no se había recuperado, aun cuando, según el personal médico que lo atendió, le comunicó que iba golpeado, pero estable, fuera de peligro.

Según ella, no le advirtieron que podría morir. “A mí me dicen ahora que no me quisieron decir, porque yo no estaba en condiciones de recibir una mala noticia, pero mire la tragedia”, se lamentó.

Según Lidia, esa es la única explicación que le han dado hasta el momento. Dijo que la poca información que le brindaron sobre qué aceleró la muerte de su hijo, es la razón del porqué, no ha recurrido antes las autoridades del Ministerio de Salud para exigir una explicación clara.

 

“Si el paciente muere, hay dos opciones para proceder: la vía administrativa, que es presentarse al Ministerio de Salud y acudir a una estación policial a denunciarlo”.
Keyla Largaespada, abogada penalista
Keyla Largaespada, abogada penalista

 

Qué hacer ante la sospecha
Managua

Juan Tijerino

No toda denuncia de negligencia médica termina en los Juzgados. Las razones son varias, pero la más recurrente es la falta de información de la familia del paciente afectado.

“Lo primero que debe hacerse es documentar el caso. Esto significa que la familia del paciente debe conocer los síntomas y la enfermedad por la que ingresó al centro hospitalario”, explica la penalista Keyla Largaespada.

Agregó que también es necesario conocer el nombre del médico que atendió a nuestro pariente en el área de Emergencia y el del especialista de cabecera. De fallecer el paciente, la familia doliente debe solicitar al hospital un informe en el que se indiquen las causas de muerte.

“Si el paciente muere, hay dos opciones para proceder: la vía administrativa, que es presentarse al Ministerio de Salud y denunciar el caso y la otra opción que es acudir a una estación policial a denunciarlo. La acusación debe ir dirigida contra el médico y no el hospital” , precisó la penalista.

No rendirse

El abogado Jorge González, con 15 años litigando, recomendó no dejar morir el caso, es decir, insistir ante las autoridades para que la denuncia no se olvide. Aquí recordó que las instituciones denunciadas esperan que la burocracia les favorezca.

“Una vez que está la denuncia hay que estar pendiente. En estos casos es necesario que en los actos de investigación se incluya el expediente que tiene el hospital de la víctima. Las autoridades deben enviar un oficio para que el Instituto de Medicina Legal emita un dictamen”, manifestó González.

El penalista explicó que de llegar la denuncia hasta la instancia judicial, la familia siempre tiene la opción de contratar a un abogado para que se sume a la acusación que presente la Fiscalía.

 

 

...

Notas Relacionadas