Reflexión cristiana: Quiero hacer la diferencia en mi pedacito de mundo

Hermanos, no se tomen la justicia por su cuenta, dejen que sea Dios quien castigue

HOY/Istockphotos.com

Estaba de visita en una casa, también estaba un muchacho en la familia a la que visitaba. Nos invitaron a un refresco y conversábamos de diferentes cosas.

El joven tenía como una necesidad de expresar sus ideas… Al fin dijo: sabe usted, que todo en este mundo es palabrería, utopía, irrealidad, falsedad, comenzando por ustedes los católicos… Eso de cambiar el mundo es fantasía, puros cuentos…

Lo sé, respondí, pero solo quiero decirte: Yo no pretendo cambiar el mundo, pero en el pedacito que me tocó vivir, quiero hacer la diferencia. No me dijo nada…

Al llegar a casa, resonaban las palabras del muchacho y se me vino la necesidad de hacer algo en mi pedacito y tomé el compromiso de vivir cada día (Romanos 12) en mi Comunidad del Reparto Schick.

Que el amor sea sincero. Aborrezcan el mal y procuren todo lo bueno. Que entre ustedes el amor fraterno sea verdadero cariño, y adelántense al otro en el respeto mutuo.

Sean , y no flojos. Sean fervorosos en el Espíritu y sirvan al Señor. Tengan esperanza y sean alegres. Sean pacientes en las pruebas y oren sin cesar.

Compartan con los hermanos necesitados, y sepan acoger a los que estén de paso. Bendigan a quienes los persigan: bendigan y no maldigan. Alégrense con los que están alegres, lloren con los que lloran.

Vivan en armonía unos con otros. No busquen grandezas y vayan a lo humilde; no se tengan por sabios.
No devuelvan a nadie mal por mal, y que todos puedan apreciar sus buenas disposiciones. Hagan todo lo posible para vivir en paz con todos.

Hermanos, no se tomen la justicia por su cuenta, dejen que sea Dios quien castigue, como dice la Escritura: Mía es la venganza, yo daré lo que se merece, dice el Señor.

Lea: Reflexión cristiana: Nuestro mundo es un hospital

Y añade: Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber: estas serán otras tantas brasas sobre su cabeza. No te dejes vencer por el mal, más bien derrota al mal con el bien. (Rom 12, 9-21)
Ahora sí, es el momento de hacer mi pedacito lo mejor posible… ¡Vamos te invito! Padre Óscar Chavarría.
correo: padreoscaroliver@hotmail.com

...

Notas Relacionadas