Sujeto amordazó a niña, la metió por la fuerza al monte y la violó

Aberrado sexual tiró a la niña al suelo, la desvistió y la abusó a pesar que la víctima le imploró en llantos que le dolía

El procesado Kevin Antonio Gómez Narváez fue enviado a juicio para el 2 de abril por el juez Harold Leal, titular del Juzgado Cuarto Especializado en Violencia. También le impuso la prisión preventiva por ser un hecho grave, el haber violado a una niña de 12 años. HOY/Alejandro Flores

HOY

Un aberrado sexual interceptó el paso de una niña de 12 años de edad, la agarró del cuello y la amordazó con un pañuelo, después la llevó por la fuerza al monte y debajo de un árbol de guanacaste la tiró al suelo, le desgarró la ropa y la violó.

El lugar del hecho está ubicado a 200 metros al este del kilómetro 56 1/2 de la carretera a Montelimar, en la comunidad La Zopilota, municipio de San Rafael del Sur, departamento de Managua.

Ahora el sujeto Kelvin Antonio Gómez Narváez, de 25 años, es acusado por la Fiscalía de los delitos de violación a menor de 14 años y violencia psicológica.

Al depravado sexual no le importó que la víctima chineaba a una hermanita de 1 año de edad, a la que el sujeto le arrebató de las manos y puso a la bebé en la maleza, para después abusar sexualmente a la niña de 12 años de edad.

Eran aproximadamente las 7:30 de la noche del 16 de junio de 2017, cuando la víctima transitaba sobre un camino; la perjudicada iba acompañada de dos primos quienes iban adelante de ella.

Estaba oscuro y los primos de la afectada entraron a una parcela a cortar mangos, y eso fue aprovechado por el acusado Gómez Narváez para interceptar el paso a la víctima; el sujeto le advirtió que “si pedía ayuda le iba a reventar la boca”.

Le imploró

Cuando el sujeto violaba a la niña, esta en llantos le imploró que “la soltara, porque le dolía”, pero el aberrado sexual le contestó que “solo era un ratito”; después el sujeto le quitó el pañuelo de la boca a la niña, quien adolorida fue a buscar a su hermanita que estaba tirada en la maleza, la chineó y se fue del lugar y cuando la víctima se encontró con sus primos, en ese momento no les contó nada de lo sucedido.

Transcurrido un mes y cinco días de los hechos, la niña le contó de lo sucedido a un familiar y este interpuso la denuncia el 21 de julio de 2017, en la Policía de San Rafael del Sur.

Según el forense, la niña presenta penetración vaginal de vieja data, al momento de la valoración, realizada un mes y cinco días después de haber sido violada.

El abuso sexual al que fue sometida la niña le causó un daño a su integridad psíquica.

LAS PRUEBAS

Tres testigos, incluida la víctima, declararán en el juicio.

Seis fotos de la escena del hecho presentará la Fiscalía.

La forense y psicóloga que examinaron a la niña declararán en juicio.

...

Notas Relacionadas