Piden justicia por hombre que perdió piernas producto de golpiza por parte de la Policía Nacional

Además las condiciones antihigiénicas en que permaneció arrestado, influyó para que perdiera las piernas.

La golpiza que recibió durante la captura y las condiciones inapropiadas y antihigiénicas en que permaneció arrestado en un baño de las celdas de la delegación policial de Matagalpa, ocasionó que Juan Rafael Lanzas Maldonado esté postrado en una cama con llagas en el cuerpo y perdiera las piernas al diagnosticarle gangrena.

Enma Maldonado Rizo, madre de Lanzas aseguró que su hijo había sido denunciado por robo.

Maldonado viajó a Managua donde denunció desde el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), que su hijo fue trasladado al hospital a insistencia de los otros presos que golpeaban las puertas, en demanda de atención, pero cuando ya los médicos no podían hacer nada por salvarle las piernas.

Enma Maldonado junto a Juan Carlos Arce (izquierda) y Omar Castellón, funcionarios del Cenidh. HOY/Foto: Elizabeth Romero

La denunciante aseguró que su hijo primero estuvo detenido durante cinco días en la delegación policial de Matiguás, después que agentes de la Policía llegaron a la casa de su vástago ordenándole que saliera y con lujo de violencia lo arrestaron y de los golpes ” caía desmayado en el suelo”.

Y ante la reacción de los niños que lloraban alarmados por la presencia de los oficiales armados indicó que estos habrían advertido a la familia “no griten que si ustedes gritan disparamos”. Fue posterior que la Policía lo trasladó a la delegación de Matagalpa.

“Esto no puede quedar así, yo pido justicia”, demandó Maldonado.

Omar Castellón, responsable de la filial del Cenidh en Matagalpa, quien habló con Lanzas en el hospital relató que durante la captura él fue golpeado con la punta del fusil por agentes de la Policía de Matiguás, luego en la delegación policial en Matagalpa fue recluido en el baño donde dormía sin ropa y en el piso, expuesto a las heces fecales y orina de los otros detenidos.

“Él me comunicaba que las condiciones en que estaba allí, son prácticamente inhumanas”, expuso Castellón, quien confió que fueron los demás detenidos quienes pedían auxilio por Lanzas, “porque lo miraban en un estado deplorable”. Pero las autoridades lo que hicieron primero fue conducirlo al dispensario de esa institución donde “lo único que le recetaban fue acetaminofén”.

Fue posteriormente cuando observaron que Lanzas estaba inflamado que la Policía lo trasladó al Hospital César Amador Molina, de Matagalpa, pero a los tres días de haberlo conducido a ese centro los médicos debieron amputarle las piernas porque las heridas se le infestaron.

Castellón por su parte refirió que de acuerdo a lo expresado por Lanzas al momento de la captura, los agentes “le daban con la punta del fusil, tiene fracturas en las costillas donde le daban con la punta del fusil y le daban en las espaldas, ahorita tiene llagas en su cuerpo, no le han dado de alta por su condición”.

Violación a sus derechos humanos

De acuerdo a la denuncia, a Lanzas le fueron violentado sus derechos pues la detención fue sin orden de captura y en horas la madrugada del 29 de diciembre del año pasado, dijo el funcionario del Cenidh, Juan Carlos Arce, quien a esto le agregó que ese día la víctima fue golpeada y sacada de su casa en ropa interior, bajo el alegato de “castigo”.

“Estamos hablando de un proceso violatorio a los derechos humanos con uso desproporcionado de la fuerza”, manifestó Arce quien señaló que este tipo de denuncias se ha vuelto una constante en la actuación de la Policía, aunque dijo la diferencia del caso radica “en el resultado terrible que lo podemos ver en la misma humanidad de Juan Rafael Lanzas Maldonado”.

“Arce calificó el hecho como sumamente grave sobre el cual dijo debería existir un examen del Instituto de Medicina Legal que ese organismo lo desconoce y la Policía debería brindar una explicación pública. El caso fue denunciado ante Asuntos Internos de la Policía Nacional y durante la presente semana será denunciado ante la Fiscalía en Matagalpa.

...

Notas Relacionadas