Los plantes de Everth Cabrera

"Yo no quiero andar fuera del país, vine para quedarme de una vez por todas y mi deseo es montar una academia de beisbol en Nandaime", dice el pelotero pinolero

Everth-Cabrera-Selección

Foto HOY / Jader Flores

HOY

Everth Cabrera luchó por una firma profesional. Los scouts le decían que lo verían en la siguiente oportunidad que volvieran al país, como una forma de alentarlo, más que creer en él, pero el nandaimeño se lo creía en serio y seguía trabajando duro. Una vez que firmó, nadie lo detuvo hasta llegar a las Grandes Ligas, pero más tarde tocó fondo por culpa de adicciones y desde hace un par de años batalla por levantarse.

“No sé lo que va a pasar en mi futuro, solo estoy tratando de vivir día a día, momento a momento”, explica Cabrera.

“Quiero establecerme aquí, jugar en el Pomares, la Liga Profesional y la Selección. Yo no quiero andar fuera del país, vine para quedarme de una vez por todas y mi deseo es montar una academia de beisbol en Nandaime, algo sólido, diferente, que sea de ayuda a la juventud”, asegura el único campo corto nica en la historia de las Grandes Ligas.

Cabrera no ha perdido la pasión por el juego y está emocionado de tener la oportunidad de jugar nuevamente con la Selección.

“Estoy motivado y agradecido de esta oportunidad. Nunca he enfrentado a Cuba, así que me emocionará hacerlo por primera vez. Me siento enfocado en el beisbol”, asegura.

¿Lanzador?
Everth Cabrera tiene como una de sus principales habilidades la fortaleza de su brazo, lo que lo tiene con ganas de probarse como lanzador con Granada: “Todo comenzó como una broma con el mánager Bayardo Dávila. He estado practicando. No es fácil poner strikes, pero le dije que me dé un inning en juegos que estén decididos y vamos a ver qué pasa”.

...

Notas Relacionadas