Forense encontró lesiones en los genitales del niño abusado en colegio Mi Redentor

El forense agregó que por el aspecto físico, la lesión tenía unos seis días de haber sucedido

El acusado William Martínez Cajina (der.). HOY/Alejandro Flores

Managua

El último testigo de la Fiscalía que pasó a declarar ayer en el juicio contra William Martínez Cajina, encargado de mantenimiento del Colegio Mi Redentor, acusado de abuso sexual en perjuicio de un niño de seis años, estudiante de dicho colegio, fue el pediatra forense Alejandro Martínez Acevedo, quien fue claro en decir que encontró lesiones en los genitales del niño que concuerdan con el relato de la víctima.

“William me jaló el pene hasta abajo y me dolió mucho, y me salió sangre y me dijo que no dijera nada porque me robaría del colegio”, leyó el forense en el dictamen.

El médico explicó que encontró úlceras que estaban cicatrizando en el genital del niño, que estaba rojo e inflamado. “Cuando retraes el prepucio sin técnicas médicas, desprendes el tejido de forma irregular y causa dolor y sangrado al niño. Las lesiones encontradas son compatibles con tocamientos lúbricos. Hay nexo causal entre el relato del niño y la lesión encontrada en el pene”, dijo el forense.

Por el aspecto físico, la lesión tenía unos seis días de haber sucedido, agregó el forense.

Mientras, el abogado César Arévalo, defensa del procesado, hizo hincapié en que el dictamen estaba a nombre del papá de la víctima y que esa lesión podría haber ocurrido en casa.

El acusado pasó a declarar y negó haber cometido los hechos en el baño del Colegio Mi Redentor. Dijo que los sanitarios quedan frente a la dirección del colegio y que se puede ver quién entra y quién sale.

Además dijo que por normas del colegio él no puede acercarse a los niños. El juicio fue interrumpido y continúa hoy con alegatos finales.

...

Notas Relacionadas