Policía descarta autorrobo y libera a comerciante de los lingotes de oro

Las autoridades no han informado nada del paradero de los lingotes de oro, tampoco han revelado a cuánto ascienden las pérdidas económicas del comerciante.

Peritos de la Policía cuando inspeccionaron la escena del robo el pasado 2 de febrero. archivo HOY/Foto: Archivo

HOY

Después de ocho días detenidos en la Dirección de Auxilio Judicial Nacional (DAJ), conocida como El Chipote, el comerciante de oro José René Alvarado Pineda y cinco de sus trabajadores fueron liberados.

El apresamiento, según Ericka Zelaya Úbeda, representante legal de Alvarado, se realizó como parte del proceso de investigación de los agentes, que querían encontrar a los autores del robo de los lingotes de oro, ocurrido el viernes 2 de febrero en el sector conocido como Las Enramadas, 500 metros al norte, en la pista Sabana Grande-Veracruz, en Managua.

“Alvarado, mi representado, se dirigió a buscar los lingotes porque en la Aduana la póliza de exportación le había salido en rojo y si eso pasa hay que mostrar la mercancía para ser pesada y verificada”, explicó la abogada.

Rumbo a la Aduana, en compañía de un colaborador, una camioneta Nissan 2017, blanca, doble cabina, se detuvo en seco y de inmediato cuatro hombres con visibles habilidades militares los emboscaron y robaron los lingotes.

Posterior a eso el comerciante puso la denuncia, pero al día siguiente las autoridades determinaron que se trataba de un caso que requería mayor investigación. “Por eso dijeron que los detuvieron, ellos tenían que descartar el autorrobo, así procederían a seguir estudiando el caso”, indicó la abogada.

Buen trato

En la DAJ, el comerciante no recibió ningún tipo de maltrato, “mientras seguían las investigaciones estuvo en un pequeño apartamento, con luz y alimento”, también fue visitado por su madre, quien en cada entrevista que le hacía la Policía mantuvo en alto la honradez de su hijo.

Sin embargo, para los detenidos, en especial para Alvarado, el aislamiento de su familia fue tormentoso porque hacía cuatro meses que había nacido su hijo con Síndrome de Down y se encontraba delicado del corazón en el Hospital Salud Integral.

“Este hombre había cargado el estrés desde antes del robo, primero con su padre que falleció, el nacimiento de su hijo delicado de salud. Creo que la detención no fue lo mejor, pero confiamos que la Policía de Nicaragua logrará esclarecer este robo”, apuntó Zelaya Úbeda.

Tras los bandidos

Hasta la fecha, las autoridades no han informado nada del paradero de los lingotes de oro, tampoco han revelado a cuánto ascienden las pérdidas económicas del comerciante y quiénes pudieron ser los autores del robo.

...

Notas Relacionadas