Pareja aprovechaba clases de baile para cometer aberraciones

Los acusados se mantendrán en prisión preventiva a la espera de juicio, programado para marzo.

La pareja acusada quedó en prisión preventiva. Manuel de la Concepción Santos (de pie) y su cónyuge, María José Serrano (centro) enfrentarán juicio en marzo. HOY/Martha Vásquez

A puertas cerradas se realizó la audiencia inicial contra Manuel de la Concepción Santos y su cónyuge, María José Serrano, ambos acusados de abuso sexual y violación agravada en perjuicio de una preadolescente en Managua.

Los abusos iniciaron cuando la víctima tenía 6 años y llegaba a la casa de sus agresores a supuestamente recibir clases de ballet, según acusación del Ministerio Público.

Ambos procesados permanecerán en prisión hasta el próximo 30 de marzo día en que fue programado el juicio. El judicial admitió el escrito de intercambio de pruebas por considerar que sustentaban la acusación y señalaban a los procesados como los probables responsables de los hechos.

Según acusación, en el 2009, la víctima de 4 años (en ese entonces) vivía con sus abuelos en un barrio capitalino y empezó a tener contacto con los acusados, amigos de la familia, pero fue en el 2011 cuando la niña tenía 6 años que empezaron los abusos.

A clases de ballet

La acusada prestaba a la niña los días miércoles para llevarla a su vivienda, donde practicaba ballet por tres horas, junto con otra niña sobrina de los procesados.

Después de las prácticas de ballet, la acusada iba a dejar a su sobrina a su casa, mientras la víctima quedaba a solas con el verdugo, momento que aprovechaba para abusarla.

La obligaba a quedarse sin ropa para manosear el cuerpo a pesar de que la menor le decía que “no quería”, detalla la acusación.

La situación fue alterando a la niña y en el 2012 le dijo a la acusada que le tenía miedo a su esposo, lo que no le importó a la mujer.

La acusada solo reía ante los abusos de su marido en contra de la niña, ya que muchas veces lo hizo en su presencia e incluso hasta le daban entre diez y cincuenta córdobas a la niña para que no dijera nada y la amenazaban.

Fue a vivir con acusados 

En enero de 2017 los abusos se intensificaron y finalmente Santos violó a la menor porque esta fue a vivir a casa de sus agresores por circunstancias familiares.

Los acusados se mantendrán en prisión preventiva a la espera de juicio, programado para marzo.

...

Notas Relacionadas