Portada_Super_Banner_P_Section_1

Bus interlocal quedó sin frenos y conductor se sale de carretera para salvar a pasajeros

Una rápida maniobra del conductor salvó el día.

25 pasajeros viajaban en el microbús placa CZ 9131, el cual cubre la ruta Jinotepe-Managua y ayer perdió los frenos. Infografía Luis González

La primera vuelta del día de Crecencio Urbina Ramos estuvo a metros de terminar en tragedia.
El hombre de 56 años trabaja conduciendo un bus interlocal. Ayer, como de costumbre, empezó el recorrido en la terminal de buses en Jinotepe.

Como en otros días, el trabajo empezó flojo, pero en el trayecto el microbús comenzó a llenarse. A la altura del kilómetro 22 de la Carretera Sur, en la unidad ya viajaban alrededor de 25 pasajeros y quedaban algunos espacios vacíos.

Para un conductor de un interlocal, entre más personas viajen en la unidad más lo beneficia, ya que del total del ingreso por el pago de pasajes, ellos obtienen el 10 por ciento.

Para fortuna de Urbina, el microbús no viajaba cargado, al llegar a la curva El Cardón, una de las mangueras del sistema de frenó aparentemente se reventó .

El chofer al percatarse que podría estrellarse contra un vehículo que le antecedía, invadió el carril contrario, pero esta maniobra estuvo a punto de provocar que impactara contra un camión que viajaba en ese carril.

Lo que sucedió entonces es que Urbina giró por completo el timón hacia la izquierda, saliéndose de la carretera. El pánico estalló entre los pasajeros.

Cerca de abismo

Como el área a la que se internó el interlocal está llena de maleza y árboles, Urbina logró detener la marcha del vehículo, quedando a metros de caer en un abismo con varios metros de profundidad.

En el accidente, solo una persona resultó lesionada, identificada como Julio César Llanez Toruño, de 55 años. Al pasajero lo trasladaron a un hospital privado de la capital. Se conoció que habría sufrido “un trauma en la columna”.

Pero en horas de la tarde fue dado de alta, y según informó un funcionario del hospital, iba con salud estable. Además del trauma, sufrió algunas contusiones leves.

Héroe

Marvin Medrano, chequeador de los buses interlocales que tienen el trayecto de Carazo hacia Managua, relata que conoce a don Crecencio y que estima tiene más de 15 años de experiencia frente al volante.

“Lo que pudo haberle salvado la vida a todos fue la pericia con la que maneja este señor. Prácticamente él se jugó la vida y puso a prueba sus conocimientos”, expresa Medrano.

Agrega que incluso pasajeros que viajaron con él contaron en la terminal que el conductor puso todo su empeño en que nadie saliera herido, que maniobró excelentemente. Ligia Marenco, comerciante de la terminal de buses, apuesta a que la experiencia del conductor los salvó de una muerte segura.

“Vale más que en ese momento no se puso nervioso, si ha sido un joven sin experiencia, te aseguro que se hubieran ido al guindo. Fueron las agallas que tuvo el señor lo que los salvó… Ahora todo mundo va a querer viajar solo con ese viejito (ríe)”, comenta Marenco.

María Isabel Flores, quien se encontraba a la espera de una unidad para abordarla, dijo que lo ocurrido obliga a los buseros interlocales a revisar siempre sus unidades para evitar tragedias en las carreteras.

Chequeo debe ser constante
Noel Martínez, especialista en mecánica automotriz, refiere que es posible que la rotura de la manguera de frenos del interlocal que viajaba en Carretera Sur tenga varios orígenes.

La exposición de la manguera ubicada en la parte de abajo del vehículo hace que una rama, una piedra o cualquier otro objeto en la carretera la dañe.

El especialista recomienda que por tratarse de vehículos que recorren carreteras a cierta velocidad y de servicio colectivo, el sistema de frenos debe revisarse al menos una vez cada tres meses.

“Puso todo el coraje que tenía y creo que lo que hizo reaccionar fue el tiempo de experiencia que tiene en este trabajo, porque otro se hubiera ido al guindo”.
María Teresa Luna, usuaria del transporte interlocal
María Teresa Luna, usuaria del transporte interlocal
“Que bueno que este señor pudo salvarle la vida a estas 25 personas, porque cada uno de ellos tienen familias que los esperan sanos en casa”.
Kathy Baldelomar, usuaria del transporte interlocal
Kathy Baldelomar, usuaria del transporte interlocal

...

Notas Relacionadas