Joel Sánchez un bailarín apasionado de la danza contemporánea

El baile lo aprendió de forma epírica y pasó de ser alumno a profesor

Joel Sánchez. Foto: Manuel Esquivel

Desde pequeño sentía que poseía el talento de ser artista. Recuerda que desde los 7 años su pasión por la danza hacía que se adueñara de toda pista de baile. Y esa precisamente es la clave que ha llevado a este joven masayense a ganarse la admiración de muchos y a forjar una sólida carrera como bailarín.

Él es Joel Sánchez, un chavalo de 23 años quien aprendió el arte de la danza de manera empírica, experiencia que lo llevó a trabajar como profesor en la escuela Baluarte. Ya cuenta con seis años de enseñar a grandes y chicos ritmos variados. Y qué decir… su talento innato es más que evidente.

“Bailo desde los 7 años, lo aprendí empíricamente, luego decidí profesionalizar mi talento y por eso me matriculé en la Academia Nicaragüense de la Danza y eso me brindó la oportunidad de compartir experiencias con bailarines extranjero, de Europa por ejemplo. Al principio solo bailaba piezas tradicionales de Masaya, pero luego me interesé por otros ritmos”, cuenta.

Joel Sánchez. Foto: Manuel Esquivel

Crecimiento

Su segundo escalón fue presentarse en varias ocasiones en la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío. Además ha representado a Nicaragua en concursos de baile internacional en países como Costa Rica, España, entre otros.

Baluarte fue la primera academia de baile que descubrió el talento de Sánchez y fue en este lugar donde además tuvo la oportunidad de fungir como docente de danza aún siendo un chico de 16 años.

Lea: Harold Lanzas el violinista de las rutas de Managua

Aunque es joven, él no ve ningún problema en enseñar danza. “Creo que para ser un buen profesor debés saber escuchar a los demás”, declara Joel.

Joel Sánchez. Foto: Manuel Esquivel

Enseñanzas

Joel también ha impartido clases de zumba en diferentes estudios de la capital. Sin embargo él poseía el sueño de crear su propio estudio de baile.

“Decidí poner un estudio en mi ciudad natal, Masaya, y ahora ya estamos por cumplir un año desde la creación de UR Dance Studio, este que yo llamo un sueño hecho realidad”, expresa el bailarín.

Este joven emprendedor asegura que una de las limitantes siempre fue la falta de dinero, pero con lo poco que su familia poseía siempre lo apoyó.

Sus estudios académicos tampoco han quedado a un lado, Joel actualmente cursa el 4to año de Mercadeo y Publicidad.
El estudio en Masaya —afirma Joel— se ha perfilado por promover mucho los ritmos urbanos. “Decidí promover esta categoría porque en Masaya hay muchos estudios donde ya se trabaja en desarrollar nuevos talentos en el folclor por ejemplo, pero no debemos dejar a un lado los ritmos actuales”, argumenta.

La academia fue creada con el propósito de brindar oportunidades a los jóvenes de escasos recursos económicos que deseen profesionalizarse en el baile.

“Brindamos becas para que los chavalos que no tienen dinero puedan aprender danza, es que eso es lo que queremos con este estudio compartir con los jóvenes de escasos recursos nuestros conocimientos sin necesidad de pagar por esa enseñanza”, menciona el profesor.

Joel Sánchez. Foto: Manuel Esquivel

Talento

El talento danzario, varios familiares de Joel se dedican a la danza tradicional de la ciudad de Masaya. “Mi papá era bailarín y creo que de ahí traigo el talento en la sangre”.

Está invitado a participar el próximo año en el Festival Solo y dúos en Costa Rica que se realizará en marzo de 2019 para representar a Nicaragua.

Realizará un zumbatón este año donde tendrá como invitados a varios bailarines extranjeros.
Preferencias tiene la experiencia de bailar diferentes ritmos, sin embargo asegura que se identifica más con la danza contemporánea, el hip hop y break dance.

...

Notas Relacionadas