Una lonchera con muchos nutrientes para que crezcan sanitos

La importancia de la merienda escolar que llevan los pequeños al centro de estudios. Conozca que alimentos debe incluirle.

De una buena alimentación depende la salud de sus pequeños. HOY/Istockphotos.com

 

HOY

Un jugo envasado, dos bolsitas de chucherías y una paleta empacados en la lonchera de un niño sacan de apuro a cualquier padre de familia y hace más que feliz la pancita de los pequeños. La pregunta es: ¿esto es nutritivo para su desarrollo?

La merienda es definida por muchos nutricionistas como “aquel tipo de comida ligera que se consume para reponer la energía utilizada y esperar para el próximo momento de comida”.

HOY/Istockphotos.com

Mario Vega Carbó, endocrinólogo y nutricionista, explica que los niños entre los 6 y 11 años de edad, es decir los que cursan la primaria, están en un momento donde el aprendizaje y el juego forman parte del centro principal de su actividad. “En estas edades se produce un crecimiento importante en estatura, donde se va a preparar el cuerpo y la mente para entrar en la etapa de adolescencia, se va a producir lo que se llama el desarrollo puberal y para poder conseguir esto, los niños necesitan de una buena nutrición”.

Esencial

De acuerdo con el especialista, la nutrición comprende no solo la alimentación, sino también la actividad física y el deporte. “Abarca tomar sol, así mismo tener buenos estímulos tanto en el orden escolar como familiar, dentro de toda esa nutrición la merienda es un momento esencial de las comidas de un escolar, en el que se requiere un aporte calórico del orden, del 10 al 15 por ciento en dependencia de la cantidad de comidas que consumen los niños al día, del volumen del desayuno, almuerzo y cena”.

En promedio estos pequeños van a consumir entre 1,500 y 2,000 calorías en las 24 horas.

Estas calorías, según Vega Carbó, deben estar repartidas. Primero que nada, no puede faltar el agua. “Para esa merienda hay que darles 8 onzas, de manera que no le falte el líquido esencial para la vida, para estar bien hidratado, ya que el horario de esa merienda casi siempre es cuando hay más intensidad del sol y calor, niño que no ingiere agua, niño que va a estar en un estado de déficit de agua, de deshidratación, hay unos que sudan más, que tiene mayor actividad física, por supuesto eso le afectaría su rendimiento escolar, a tener una buena digestión…”, dice.

En segundo orden, menciona que es importante saber que no le vamos a poner a la lonchera, por ejemplo, las bebidas azucaradas y las comidas preelaboradas, “es decir todo lo que llamamos comidas chatarra, hay que tratarlas de obstruir porque si no estamos propiciando que nuestros niños desarrollen con el tiempo sobrepeso, obesidad, hipertensión, diabetes…”, insiste.

Lonchera nutritiva

Vega Carbó aconseja para la lonchera de sus pequeños las bebidas elaboradas con frutas naturales, así mismo incluirle cualquier tipo de frutas de la temporada, puede ser una manzana, una guayaba, un mango, un banano, una naranja (medianas) o una mandarina grande.

HOY/Istockphotos.com

“Si tienen hábitos de consumir otras frutas que además son un poco accesibles a la mayoría, por ejemplo, las uvas, fresas, kiwi pueden hacerlo”.

Energéticos

El nutricionista resalta la importancia de los jugos naturales, además del agua porque son líquidos energéticos, donde el niño va a poder disponer de una cantidad de calorías y energía inmediata para su sostén.

HOY/Thinkstockphotos.com

“Esas calorías podemos complementarlas con otros alimentos energéticos como son los panes, las galletas, los cereales que son carbohidratos, en este caso, entre simples y complejos que igual disponen de una cantidad de energía, agregándole en ambos casos las frutas… aportando fibras, vitaminas y minerales esenciales para el niño. Los panes y galletas se pueden acompañar de vegetales, ensaladas, cualquier tipo de carne, queso, embutidos que puede ayudar a completar la estructura de alimentación, ya que tendríamos una fuente de aminoácidos y proteínas muy importantes para formar los tejidos”.

...

Notas Relacionadas