Lapidan a un hombre en su propia casa y a otro en un predio de Managua

Los dos crímenes del sábado sangriento ocurrieron en menos de diez horas

Lapidados

Carlos Alberto Saballos se tapó con sus brazos el rostro para protegerse de las agresiones. Una piedra estaba a la par del cuerpo. HOY/Wilih Narváez

La violencia en la capital se disparó este sábado, donde en menos de diez horas dos hombres murieron lapidados.

Uno fue asesinado en su propia casa y el otro apareció en un predio montoso.

El primer caso se reportó en el barrio Dinamarca, anexo a Batahola Norte, donde murió Henry Lorenzo Salmerón Flores, quien era conocido como el Pájaro, de 42 años.

El cuerpo fue encontrado boca abajo en un charco de sangre en el pequeño porche de su casa. Una piedra estaba cerca del cadáver.

Una testigo clave —y que por su seguridad omitiremos su identidad—, aseguró que entre las 2:50 y 3:00 de la madrugada de ayer se levantó a orinar cuando escuchó un golpe.

Inicialmente pensó que se le habían metido a robar en la casa y miró a su perro, que empezó a ladrar.

Sus familiares se acercaron y a los pocos minutos se escucharon dos golpes más. También oyeron cuando abrieron una puerta y de manera simultánea unos quejidos.

Tres sospechosos

Lapidado
Henry Lorenzo Salmerón, fue asesinado en el porche de su casa. HOY/Wilih Narváez

La mujer se asomó por una ventana y miró a un vecino, identificado como Manuel Antonio Campos Mayorga, alias el Caballo, quien estaba sentado en una acera en estado de ebriedad. En un descuido desapareció del sitio.

La inquietud hizo que vecinos salieran de sus casas.

La testigo aseguró que utilizaron una lámpara y alumbraron hacia la casa de donde habían escuchado los golpes y vieron el cuerpo tirado.

El infortunado ya no tenía signos vitales y sus familiares no escucharon cuando lo mataron.

El occiso laboraba como mecánico en una zona franca de Ciudad Sandino y dejó en la orfandad a dos jóvenes, de 16 y 19 años.

Agentes policiales de la Estación Dos hicieron el peritaje en el sitio.

Según familiares de Salmerón Flores, este había salido de su casa a eso de las 10:00 de la noche del viernes y llevaba aproximadamente 600 córdobas.

Una hija del infortunado manifestó que había dejado una cartera en su trabajo. Por lo que queda en tela de duda que el móvil del crimen haya sido por robo.

La víctima fue vista ingiriendo licor con el Caballo y con otro vecino, identificado como Ariel Rocha.

Al primero lo detuvieron familiares del occiso cerca del parque de Batahola Norte y tenía su ropa ensangrentada.

Mientras que en casa de Ariel, los agentes encontraron una mochila con manchas hemáticas. Ambos están siendo investigados y también un tercero, cuya identidad no fue posible conocer.

En predio

Mientras que en un predio del barrio Laureles Sur fue encontrado, con el rostro ensangrentado, Carlos Alberto Saballos Pichardo, de 20 años.

Los brazos quedaron en posición que protegía el rostro ante la agresión.

A la par del cuerpo yacía una enorme piedra ensangrentada. El móvil presuntamente fue el robo de su bicicleta.

Su papá Carlos Alberto Coca recordó que en la mañana el joven había salido a trabajar en un taller de colchones, pero se regresó a su casa porque no había productividad.

Le había pedido a su progenitor que le regalara una gaseosa, pero por falta de dinero no se la compró.

Después el joven salió de su casa y como a las cinco horas llegó a reconocer que era su hijo el que había sido lapidado.

Indagan

La Policía realiza las investigaciones del crimen ocurrido en el barrio Laureles Sur.

El predio en el que apareció el cuerpo le pertenece a una universidad y personas lo utilizan para transitar.

Pobladores piden a las autoridades que ese paso sea clausurado, porque se dan robos y mujeres han sido violadas.

Lapidados
Pobladores del barrio Laureles Sur están impactados con el crimen de un joven de 20 años. HOY/Wilih Narváez

...

Notas Relacionadas