Esposa de tico quiere que lo extraditen

Aduce que Policía de Jinotepe no le permite verlo

Valeria Kibler Rojas, esposa del costarricense Gustavo Adolfo Pérez Quesada, solicita el apoyo de las autoridades del consulado de su país para que su esposo sea extraditado.

Esta semana ella ingresó a Nicaragua con su hijo de un año y afirma que es de escasos recursos económicos y que se le dificulta estar viajando para poder asistir al juicio que enfrenta su esposo en los tribunales de Diriamba.

Agregó que en la estación policial de Jinotepe, donde se encuentra su cónyuge, no le han permitido verlo.

Junto a Gustavo, también están siendo procesados por tráfico internacional de droga la tica Hazel Vanesa Mejía Carballo y la nica Nohemí Bustos Ruiz.

Los acusados ticos Hazel Mejía y Gustavo Pérez, y la nica Nohemí Bustos. HOY/Mynor García

“En el consulado están esperando lo que determine la juez. Una vez que el juicio se dé, vamos a ver qué pasa, pero yo necesito que a él lo trasladen a un mejor sitio, porque donde está no presta las condiciones”, dijo la extranjera.

Comentó que si a su esposo lo trasladan a Costa Rica, su otra hija de nueve años podría visitarlo. “Yo pido que por favor me ayuden, mi hija ha llorado por su padre, ella no tiene pasaporte, porque necesita de un permiso de salida. Al tenerlo a él allá, va a ser más fácil para mí y mis hijos poder verlo”.

Inconsistencia

El jueves que se dio la continuación de juicio, se presentó el arma que supuestamente portaba
Gustavo Pérez.

Tres peritos de la Policía declararon en la continuación del juicio, el cual fue reprogramado para el próximo 6 de febrero. Uno de los testigos, quien se desempeña como perito químico, expuso que las muestras que él realizó para verificar la droga, las hizo en dos tubos de ensayos que contenían 1.46 gramos de cocaína y 1.96, cuando en el acta de incautación se establecía 1.5 para cada uno de los recipientes.

El abogado Manuel Ramos Tardencilla, defensa de Gustavo y Hazel, en la audiencia de juicio manifestó que la evidencia fue manipulada y que carece de legalidad.

A la vez solicitó a la judicial que ese elemento de prueba ofrecido por el ente acusador, fuese excluida del debido proceso, pero su petición le fue denegada, dejando asentada su protesta en acta.

Cristofer Stevens Vargas Barrantes, quien también es acusado de tráfico de droga, sigue esperando juicio para el martes 27 de febrero.

Valeria Kibler Rojas, costarricense que pide ver a su marido, quien está siendo juzgado en Diriamba. HOY/Mynor García

...

Notas Relacionadas