Mime sus pies con estos consejos naturales

Estos consejos le servirán para que se relaje después de un día agotador. Anímese a experimentar con estos tips que le compartimos.

Consejos para pies cansados. HOY/Istockphotos.com

 

HOY

Los pies son los pilares de nuestro cuerpo. Con ellos nos movilizamos, bailamos, corremos… en fin la lista es larga. En ocasiones caminamos más de lo normal y podemos sentir nuestros pies cansados y pesados. ¿Qué podemos hacer para aliviar este mal? Mejor siga estas recomendaciones.

Pruebe lo natural

1) Realice baños de sal. Solo se necesitan dos recipientes, uno con agua caliente y sal, y otro con agua fría. Primero sumerja los pies en el agua caliente y deje descansar por seis minutos, luego cambie al agua fría, y dejan allí por seis minutos más. Repita el procedimiento unas tres veces y finalice con agua fría.

2) Utilice menta: hierva agua suficiente para cubrir los tobillos y cuando se enfríe, coloque tres gotas de aceite esencial de menta, una de eucalipto y una de aceite de limón. Introduzca los pies y disfrute de este remojo un buen rato. Este baño tiene un efecto rejuvenecedor y relajante, además que suaviza la piel.

3) Masajee con una pelota: Sentada en una silla, tome una pelota de tenis o una especial para masajes y coloque debajo de la planta del pie. La idea es pasar la planta por encima de la pelota varias veces.

HOY/Istockphotos.com

4) Aplique aceites y cremas: Para contrarrestar la sensación de cansancio, es necesario utilizar los productos adecuados. Por ejemplo, el aceite de romero resulta muy bueno para este fin: solo se aplica y se masajea todo el pie, dedos y planta. En el caso de las cremas, se puede utilizar cualquiera que sea de buena marca, una vez que se disuelva en ella un poco de limón.

Recomendaciones

Evite los tacones excesivamente altos, las hormas muy estrechas o las puntas demasiado afiladas, porque pueden causarle importantes lesiones crónicas.

Elija zapatos ligeros y flexibles y evite los que tengan demasiadas zonas que no sean de piel.

La suela debe tener un buen agarre. Elija un tacón ancho y de menos de 4 cm.

¿Dolor?

Cuando se presenta la sensación de dolor en vez de cansancio, puede venir acompañada de ardor, hinchazón, aumento de temperatura en la zona e incluso imposibilitar el descanso.

HOY/Istockphotos.com

Esta condición generalmente se produce por las siguientes causas: Los pies están siendo sometidos a excesivo y continuo esfuerzo. Se está usando un tipo de calzado inapropiado.

La persona puede tener problemas circulatorios; esto hace que la sangre se acumule en los pies. El exceso de peso hace que los pies soporten una carga adicional.

...

Notas Relacionadas