Después de acuchillar a doctor y ser capturado, menor se quedó dormido

Técnica canina marcó al adolescente de 13 años, quien atacó a la víctima cuando había salido de su casa a pasear a su perro

HOY

Después de una mañana agitada: acuchillar a un médico, huir con pertenencias ajenas, permanecer escondido y luego ser capturado por la Policía, el adolescente de 13 años apodado el Mocoso se durmió en la tina de la camioneta de un comisionado mayor.

A su alrededor decenas de agentes, quienes portaban armas cortas y largas, realizaban pesquisas en una calle del barrio Laureano Mairena.

Un perito sacó de una bolsa de cartón una chinela que el adolescente, horas antes, había dejado botada en una acera de las Américas Tres, tras huir luego de propinarle dos cuchilladas al doctor José Antonio Contreras Díaz.

El agente posteriormente colocó la chinela en suelo y de lo siguiente se encargaría otro oficial a cargo de la técnica canina.
“Vamos niña, busca. Marcá, muchacha”, le dijo un oficial a una perra de raza pastor alemán, para que diera con el dueño de la chinela.

Y no tardó en detectar que le pertenecía al Mocoso. La perra se subió a la tina de la camioneta y olfateó al menor, quien despertó llorando.

“Eso es, muy bien, eso, bueno, bueno nena. Estamos jefe”, celebró el oficial tras ser efectiva su técnica.

Los agentes le insistieron al adolescente que se calmara porque no le estaban haciendo nada y luego lo trasladaron a la colonia donde había cometido el robo.

Fuera de peligro

doctor
El adolescente después de herir al doctor huyó por este cauce de las Américas Tres y se había escondido en una casa del barrio Laureano Mairena. HOY/Wilih Narváez

El doctor, de 52 años, al momento del ataque —a unos 20 metros de su casa— corrió hacia su vivienda con la ropa ensangrentada y pidió auxilio.

“Me hirieron”, le dijo la víctima a su hermana Guadalupe Contreras.

El doctor quedó tendido en la sala de su casa, donde dejó un charco de sangre y afirmó que conocía a su agresor.

Sus familiares buscaron un taxi para que lo trasladaran al hospital y, según testigos, se negaban porque no querían que les dejara sangre en el vehículo.

Finalmente uno accedió y lo trasladaron al Hospital Alemán Nicaragüense.

Fuentes policiales informaron que el doctor recibió una herida en el cuello y otra en el costado derecho, provocadas por arma blanca, pero está fuera de peligro.

Doctor
Momentos en que el can marcó al adolescente como el dueño de la chinela que quedó botada. HOY/Wilih Narváez

Confiesa

Familiares del doctor aseguraron que el adolescente no le pudo robar un canguro donde guarda el celular.

No obstante, el menor fue visto que huía con un bolso, el cual fue recuperado en una casa donde funciona un supuesto expendio de drogas.

Asimismo, las autoridades recuperaron la cartera del taxista José Segundo Moraga, de 62 años, que el adolescente había sustraído de su auto antes de herir al doctor.

El adolescente confesó haber herido a la víctima y afirmó que le “tiró el cuchillo al médico”, ya que supuestamente le pegó en la cara.

“Por eso me enojé”, afirmó el menor, quien aparentemente andaba bajo los efectos de alguna sustancia alucinógena. Se desconoce quiénes son sus familiares.

Otros detenidos

En la casa donde se escondía el adolescente los agentes policiales también detuvieron a otros cuatro hombres y a una mujer.

”El chavalito venía corriendo porque nos dijo que lo venían siguiendo, le dijimos que se sentara, que nadie lo iba a tocar”, afirmó uno de los detenidos.

Doctor
Esta mujer fue detenida y vive en un supuesto expendio. En casa de ella recuperaron un bolso robado. HOY/Wilih Narváez

...

Notas Relacionadas