Capturan a 13 pescadores que faenaban con bombas de mecha lenta en el mar

La Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua informó de la captura de los pescadores y la ocupación de tres lanchas

Las tres lanchas retenidas y sus ocupantes en la base naval de Potosí, El Viejo, frente al Golfo de Fonseca. HOY/Saúl Martínez

HOY/Chinandega

El Distrito Naval del Pacífico (DNP) del Ejército de Nicaragua se mostró en alerta con el bombardeo en el Golfo de Fonseca, que ejecutan pescadores artesanales de la Península de Cosigüina-El Viejo, además de hondureños y salvadoreños en aguas jurisdiccionales.

Se considera que 300 de las 650 lanchas registradas en las comunidades costeras de Potosí, Santa Julia, Punta San José y La Salvia, cargan bidones hasta con un centenar de explosivos para lanzarlas a los bancos de pesca auxiliados con baterías, focos, trozos de trasmallos y tape, para de esa manera capturar la mayor cantidad de peces a costa de la destrucción de los bancos de pesca y sitios de anidación.

Infantes navales que patrullaban a las 10:00 de la noche del pasado jueves frente a la Punta San José, detectaron los destellos de los explosivos, al interceptar tres lanchas, detuvieron a 13 pescadores artesanales, los que según informe militar arrojaron las bombas al fondo del mar con peso muerto para que se hundan, situación que ocurre al acercarse las lanchas rápidas.

En faena

El capitán de Corbeta, Rafael Hernán Castro, jefe de la base naval del Golfo de Fonseca, dijo que en cumplimiento a la protección de los recursos naturales, una patrulla naval y una segunda terrestre observaron el fuego, chispas y detonaciones, por lo que se enrumbaron y encontraron a las embarcaciones, Rosemary, Génesis 11 y Aura Cristina en plena faena.

“En la inspección de rutina, encontramos medios para el empleo de la bomba, ellos las tienen con peso muerto que al caer al agua se hunde y no dejan rastro. Este tipo de pesca extermina la fauna marina y aquí hay un clamor generalizado de otros pescadores porque la bomba no selecciona la especie que mata”, mencionó el jefe naval de base.

Los detenidos serán acusados por infringir la Ley 510 del uso de explosivos, además de leyes medioambientales.

Reincidentes

Llamó la atención de los infantes navales que en la faena normal participan dos o tres pescadores y en estas viajaban hasta cinco.

“Darwin Antonio Méndez es reincidente y es uno de los detenidos, ya había sido capturado por la Policía con 35 bombas, se les ha indicado que si continúan con eso de las bombas —en cinco años— no habrá pesca y no podrán disfrutar de un pescado”, señaló el jefe de base.

Los oficiales navales dijeron que Dionisio Antonio Reyes Paniagua es el propietario de la lancha Génesis 11 y también tiene antecedentes de utilizar bombas y reabastecer a los pescadores. En esta faenaban Denis Antonio Morales, de 18 años; Santos Omar Alvarado, de 38; Marvin Antonio Reyes Mojica, de 23, y Amílcar Daniel Téllez, de 28.

Darwin Antonio Méndez, de 28 años, propietario de la lancha Rosemary; en esta iban a bordo Jorge Ezequiel Méndez, de 25; Sergio David Avendaño Reyes, de 24, y Jonathan David Estrada, de 17.

En la embarcación Aura Cristina iban: Ernesto Antonio Hernández Sandoval, de 37 años; el marino Juan Carlos Gutiérrez Calero, de 23; Javier Calero Gutiérrez, de 20; Jesner Calero, de 19, y Kelvin Fernando Oviedo Calero, de 18.

...

Notas Relacionadas