Aleje el envejecimiento con estos sencillos consejos

De este proceso natural nadie escapa, pero sí podemos moderar y controlar siguiendo los pasos que le recomendamos en esta edición

HOY/Thinkstockphotos.com

 

HOY

Difícilmente una persona escape de la aparición de canas en su cabellera o arrugas en el rostro… del envejecimiento nadie escapa.

Para que el paso de los años no afecte considerablemente su salud y apariencia, le compartimos los principios básicos a seguir para lograr una mayor expectativa de vida.

Claves

1) No fume: Hay muchas razones para dejar el consumo del tabaco. Cuando se usa durante un período largo, el tabaco y los químicos conexos, como el alquitrán y la nicotina, puede incrementar el riesgo de padecer muchos problemas de salud. Para tener una piel maravillosa y combatir los signos de la edad lo mejor es no fumar.

2) Tome mucha agua: De seis a ocho vasos de agua es lo recomendado. Además que hidrata su cuerpo, es un seguro para tener una piel joven y luminosa, y para mantener los órganos, músculos y articulaciones en buen estado. Beber poca agua puede acelerar la aparición de arrugas, estrías y favorecer la celulitis. Los líquidos son necesarios para ayudar a su organismo a eliminar toxinas y residuos.

3) Consuma ciertos nutrientes: Uno de los aspectos más influyentes en el proceso de envejecimiento es la dieta, que a través de los alimentos puede contribuir a ayudarnos a vivir más y mejor. Somos lo que comemos, así que para retrasar el envejecimiento debemos comer alimentos que aporten antioxidantes que combatan los radicales libres que causan daño celular.

-Vitaminas: Son los elementos antioxidantes por excelencia, sobre todo las vitaminas A (pescado azul, leche, frutas y vegetales anaranjados) y C (cítricos y vegetales) y E (aceite de oliva y girasol, frutos secos, trigo, maíz, melón).

-Minerales: Como el cinc, cobre, selenio y manganeso, que se encuentran principalmente en carnes, mariscos, leche, cereales integrales y verduras.

-Polifenoles (flavonoides): Son poderosos antioxidantes que se encuentran en frutas y verduras, chocolate amargo (mejor cuanto más porcentaje de cacao) y el vino tinto.

-Legumbres: No pueden faltar en una dieta antiaging, ya que son una fuente esencial de aminoácidos, fibra y proteínas de alta calidad. Tome mínimo dos veces por semana.

-Frutos secos: Perfectos para picar entre horas o cuando necesite un extra de energía; le aportan grasas saludables y vitaminas esenciales.

4) Protéjase del sol: Necesitamos del sol para fortalecer nuestros huesos, pero no debemos exponernos de forma exagerada a él. La exposición excesiva a los rayos solares provoca la pérdida de elastina y colágeno de nuestra piel, produciendo manchas y envejecimiento prematuro. Evite exponerse durante la hora de más sol —entre las 11:00 de la mañana y las 3:00 de la tarde—. Siempre utilice el bloqueador solar, aun en días nublados.

5) Haga ejercicio de fuerza: Este tipo de ejercicios te ayudará a conservar masa muscular y mantendrá vivas y energizadas aquellas neuronas que controlan sus fibras musculares, además previenen la osteoporosis y la descalcificación. Los ejercicios que precisan de fuerza y resistencia son los que le ayudarán a combatir los signos de la edad de mejor manera. Ejemplo de estos son: los ejercicios con pesas, abdominales, sentadillas, ejercicios con mancuernas, barras y poleas.

HOY/Thinkstockphotos.com

6) Hacer ejercicios cardiovasculares: Los ejercicios cardiovasculares como caminar, correr, bailar y nadar tienen una importancia vital en un programa antienvejecimiento por sus múltiples beneficios.

-Ayudan a quemar calorías, lo que previene la obesidad.

-Ayudan a mantener un corazón y arterias sanas.

-Ayudan al descenso de la presión arterial.

-Hacen que el cuerpo produzca melatonina, el antioxidante nocturno, que nos protege durante la noche.

-Brindan sensación de bienestar

7) Comer de seis a siete comidas que no pasen las 600 calorías: El cuerpo produce de manera natural una enzima llamada superóxido dismutasa, un poderoso antioxidante que según algunos estudios tiene la capacidad de destruir los radicales libres.

El punto es que solo puede neutralizar una cierta cantidad de ellos a la vez. Se puede encargar de destruir estos radicales solo si la ingestión de calorías no es superior a las 600 por comida.

8) Mantener un peso estable: Las subidas y bajadas de peso a lo largo de los años afectan nuestra piel. En este proceso la piel pierde colágeno y elastina, lo que la hace lucir más flácida. Por esta razón, lo recomendable es evitar subir y bajar de peso constantemente.

9) Relajarse: El estrés es un enemigo de nuestra salud, puede provocar inmensos daños a nuestro organismo y acelera el proceso de envejecimiento. Recuerda evitar el estrés de la mejor forma que puedas, escuchando música, con paseos y ejercicios, toma unos minutos al día donde puedas aclarar tu mente y no pensar en las tareas cotidianas. Si puedes practicar y te gusta el yoga, es muy recomendable hacerlo.

...

Notas Relacionadas