Con techos de plástico deciden salir adelante

Afectados por el incendio improvisan sus tramos

Los comerciantes afectados decidieron trabajar en estas condiciones para demostrar a las autoridades que lo único que desean es salir adelante. HOY/FOTO: Uriel Molina.

HOY

Varios de los comerciantes afectados por el incendio del pasado 27 de diciembre, en el mercado Oriental, decidieron reanudar sus labores esta vez con un techo de plástico, mientras las autoridades de la Alcaldía de Managua (Alma) les indican cuál será el siguiente paso para reconstruir la zona quemada.

Según el comerciante Santiago García en la última reunión que tuvieron con los funcionarios, les solicitaron a los afectados suspender las actividades comerciales mientras los trabajadores terminaban de demoler el galerón, sin embargo nadie atendió el llamado y decidieron buscar alternativas.

“Unos están alquilando y otros pidieron espacio en el sector de los pescados, el problema es que ahí no se puede trabajar, los que vendemos mondongo tenemos que lavarlo, y ponerlo a cocer, ahí es imposible prender el fuego, no es nuestra zona, la gente por obvias razones se queja del humo y lo que menos deseamos es problema con los demás, mejor venimos a hacer lo necesario aquí y lo vendemos allá (zona de pescados), así vamos a estar mientras pasa este trago amargo”, refiere.

García comenta que prefiere que la Alcaldía les haga el techo del galerón a recibir láminas que fácilmente se las puede llevar el viento.

“Lo que vamos a hacer es incrementar el desorden, pero peor es nada, como dice el buen nica, vamos a ver qué pasa”, señala el comerciante.

En espera

Algunos optaron por trabajar sin nada que los proteja ya que no tienen dinero para comprar plástico negro. HOY/FOTO: Uriel Molina

García comenta que otro de los problemas que enfrentan es la falta de agua potable.

“Esta semana nos han estado quitando el agua a las diez de la mañana, nos quedamos con toda la mercadería sin procesar, estamos bastante preocupados, vamos a ver si mañana (hoy) se hace la reunión en la que supuestamente nos van a entregar las láminas de zinc que nos prometieron, al menos así no nos exponemos tanto al sol, porque es duro estar limitado”, manifiesta el vendedor.

Por su parte Maritza Miranda comenta que está pagando desde hace algunos días 150 dólares por un tramo, pues no quiere estar esperanzada en promesas vacías.

“Los trabajadores quitaron todos los escombros y no se volvieron a aparecer, yo me he sentido decepcionada, gracias a Dios los proveedores me han dado la mano, me dieron bastante mercadería para seguir mi camino, yo sigo esperando desde mayo del año pasado, ya no sé ni qué pensar, no he querido ni ir a las reuniones porque al final quedan en lo mismo”, confiesa Miranda.

Rosa Granera, otra de las afectadas, comenta que todavía no supera cómo perdió su mercadería, sin embargo ha buscado la forma de salir adelante.

“Estoy posando en un tramo, me han dado el espacio para sacar mi comida, estoy neutro, solo esperando la voluntad de Dios”, subraya.

Láminas
Los comerciantes esperan que la reunión planificada para el día de hoy a las 10:00 a.m. no sea suspendida como las otras.

“Quedaron que nos van a entregar las láminas para al menos cubrirnos del sol, ya que no nos van a dar préstamos, queremos que cumplan con su palabra, que no jueguen con los sentimientos del pobre”, subraya el comerciante Carlos Gutiérrez.

“No todos hemos tenido la suerte de encontrar un lugar para vender, a otros les ha tocado pagar, pero así quieren las autoridades tenernos, a la intemperie, sufriendo todos los días”.
Miriam Olivero, comerciante
Miriam Olivero, comerciante

...

Notas Relacionadas