Demandan ordenamiento en la ciudad de Ocotal

Calles de Ocotal llenas de vendedores y de toldos

ordenamiento, calles, alcaldía,

Despejar las vías para que los pobladores circulen sin ningún obstáculo es una de las necesidades de los pobladores. HOY / Alina Lorío

HOY / Nueva Segovia

Unos veinte vendedores de vegetales y frutas que se colocaban en las aceras de las calles de Ocotal fueron trasladados al Mercado del Centro Histórico, en un intento por ordenar las calles de la ciudad.

Pero los pobladores consideran que falta mucho por hacer para despejar las principales vías. Los ciudadanos critican la instalación de toldos en las calles.

“Obstaculizan el libre tránsito de vehículos y el paso peatonal por las aceras”, manifestó don José Peralta, a quien en muchas ocasiones le han utilizado las aceras de su casa para instalar ventas ambulantes.

“Soy un señor de 80 años y tengo que bajarme de las aceras y tirarme a la calle, con el riesgo de que un vehículo me levante, aquí la Alcaldía tiene mucho que ver en el ordenamiento de la ciudad, esto es una queja de todo el pueblo porque aquí no se haya por donde pasar”, recalcó Peralta, visiblemente molesto.

Canastos

Las aceras de muchas cuadras hacia el Mercado del Centro Histórico y otras adyacentes de Ocotal se encuentran llenas de canastos con verduras, de zapatos.

Ligia Varela, habitante del centro de la ciudad, hizo referencia al mandato de Rosario Murillo, vicepresidenta designada, quien entre otras “presuntamente prohíbe a las autoridades negarles a los ciudadanos su derecho a ganarse el pan de cada día”.

“No hay un plan de ordenamiento de la ciudad, aquí cada quien hace lo que le da la gana, y no estoy contra el derecho al trabajo, pero siempre y cuando no se le quite el derecho a los demás ciudadanos de la libre circulación”, indicó Ligia, refiriéndose específicamente la calle del Palí (esquina noroeste del parque central hacia el oeste), “donde han instalado negocios de toda índole”.

Responsabilidad
Para doña Ligia Varela, la Alcaldía tiene mucha responsabilidad, pero también invitó a todos los ciudadanos a “poner de nuestra parte, porque es inconcebible que los ciclistas caminen (transiten) contra la vía, que los taxistas carezcan de cortesía y parqueen sus automóviles donde mejor les convenga, o que los comerciantes se ubiquen en las aceras sin el permiso de la instancia correspondiente”.

Para otros ciudadanos, la ciudad no tiene las mínimas condiciones para la circulación de personas con discapacidad y la imprudencia y falta de cortesía predominan en el sector transporte.

...

Notas Relacionadas