Una aventura “jugosa” la que inició hace cinco años Luis Sánchez Mendieta

Cada día utiliza 400 naranjas para elaborar refrescos

HOY / Masaya

Don Luis Sánchez Mendieta todos los días se ubica en las afueras del mercado Ernesto Fernández de Masaya a ofrecer fresco de naranja recién elaborado, para “matar” la sed de los visitantes.

En esta tarea, la realiza en medio del bullicio de personas que entran y salen del centro de compras. Junto a Sánchez están sus hijos y su yerno, quienes pelan y le sacan el jugo a las naranjas que mantienen apiladas en una carretilla de metal.

Con mucho esfuerzo han logrado convertirse en un punto de referencia y ejemplo de esfuerzo.
Desde hace unos cinco años, esta familia se ubicó frente de este populoso centro de compras para ofrecer jugos de naranja con hielo, donde el cliente los puede tomar con azúcar o simple a un precio de 20 córdobas.

Luis, originario de la ciudad de Masaya, fue el primero que se instaló con este tipo de negocios en este punto. Nadie le enseñó a elaborar los jugos, solo se “aventuró” y todo le ha salido bien.

Freddy Barahona es uno de los pioneros en la venta de jugo de naranjas, en el mercado municipal.
HOY / Noel Amílcar Gallegos

Cantidad

Indicó que anteriormente se dedicaba a vender agua helada de forma ambulante, hasta que un buen día observó este tipo de trabajo en otro departamento. Manifestó que Dios lo iluminó y junto a su yerno, Freddy Barahona, decidieron aventurarse en este nuevo oficio.

“Yo utilizo unas 400 naranjas al día, y pues nos deja una buena ganancia, somos emprendedores. Nuestros mejores clientes son los nacionales, asimismo los panameños y norteamericanos que visitan este mercado. Nosotros estamos aquí desde las seis de la mañana. Todo el año es bueno”, agregó Sánchez.

Las naranjas las adquiere en el mismo mercado.

Clave
Freddy Barahona, yerno de don Luis Sánchez, dijo que la clave del éxito es no tener vicios y encomendarse a Dios, porque así llegan las bendiciones.

“También la atención que le damos a nuestros clientes es muy importante, y la forma en que preparamos el jugo, en cada vaso nos tardamos un minuto”, explicó. Freddy expuso que tienen bastantes clientes extranjeros.

”Los nicaragüenses tenemos la capacidad de emprender cualquier negocio y no es necesario ser delincuente, porque lo mal habido, mal termina. Siempre hay que esforzarnos honradamente”, aconsejó.

...

Notas Relacionadas