¿Por qué no puede excitarse durante las relaciones sexuales?

Estos son algunos de los motivos por los que usted no logra excitarse... pese al deseo, la estimulación sensual y genital que le realiza su pareja.

HOY/Foto: Internet

HOY

El disfrute de las relaciones sexuales es determinante en la pareja. El acto en su naturaleza genera cercanía, complicidad, confianza y felicidad desmedida.

Si últimamente no ha tenido momentos sensuales y sexuales con su cónyuge, si siente que la pasión disminuyó de la noche a la mañana y pese a los estímulos no surge el deseo, siga leyendo este artículo porque puede estar padeciendo uno de los desórdenes más comunes en la actualidad: el trastorno de la excitación sexual.

Científicamente este problema consiste en la nula reacción sensorial ante las caricias, los besos, los roces genitales y hasta la penetración. Según el sitio web de la compañía global de atención médica Merck, las mujeres son las más afectadas y las causas varían entre fisiológicas y psíquicas.

En torno a las psíquicas, el psicólogo clínico Róger Alfredo Martínez refiere que las depresiones, la baja autoestima, la tristeza, la ansiedad, el estrés y los problemas en la relación son algunos de los males que pueden generar la irregularidad libida.

“El decaimiento del estado de ánimo y la personalidad afectan toda la integridad de un individuo, incluyendo los espacios de la vida sexual provocando que la estimulación que llevaba al coito placentero, sea suprimido”, resalta.

Las razones por las que surgen descensos de apetito sexual desde el punto de vista psíquico son multifactoriales y no se han logrado determinar con exactitud.

Martínez estipula que la dificultad podría aparecer por disfunción en los neurotransmisores del cerebro a nivel fisiológico y al haber una mala conexión en los axones de las neuronas que captan las sustancias involucradas en los estados emocionales y de estimulación sexual.

“Esto provoca que no haya una respuesta adecuada al eretismo que en otros casos provocaría excitación y predisposición al coito, entonces, en particular deben utilizarse psicofármacos para regular la recaptación de dichas sustancias y así regresar a la función habitual”, dice.

Falla genital

HOY/Foto: Internet

La falta de excitación en la mujer también tiene orígenes genitales, el ginecólogo José Antonio Delgado indica que algunas enfermedades, entre ellas las de transmisión sexual pueden provocar inapetencia.

“Todas las ETS van a afectar las relaciones de pareja, a tal punto que les costará concentrarse y excitarse, ¿por qué?, porque estas van a provocar mal olor, incomodidad, enrojecimiento, dispareunia o dolor sexual”, explica.
También menciona que si la mujer padece vaginismo, una de las patologías más recurrentes hoy día, no podrá gozar del sexo en plenitud pues las contracciones involuntarias generadas a la entrada del pubis mermarán el deseo y dificultarán la penetración.

Cabe destacar que el vaginismo según Delgado, tiene además de orígenes físicos, procedencias psicológicas, por eso, un tratamiento dual, que incluya ambas disciplinas, servirá para erradicarlo por completo.

Otro de los males que atentan contra el disfrute erótico son las alergias, muchas veces provocadas por el rasurado.

Hay mujeres que siguen la tendencia de cortarse todo el vello púbico, ahí se presentan dos problemas comenta el experto: “El primero, estriba en que la carencia de vello genera infecciones y segundo, se rasuran con máquinas que laceran la piel, obviamente esto no motiva para nada en la excitación”, apunta.

Por tanto, recomienda solo recortarlos, pero, siempre dejar algo que proteja, “mantengan higienizada la vagina, libre de bacterias, pero, respeten su naturaleza… hay otras que se depilan con cera, eso es muy brusco a nivel de la vulva y puede desprender la piel, provocar inflamación, no lo hagan de esa manera”, aconseja.

Especialistas del sitio web de la compañía global de atención médica Merck, manifiestan que el diagnóstico de esta afección se da según los antecedentes y la descripción que hace la mujer de la alteración. El galeno interpretará las causas y decidirá si hace una exploración ginecológica o remite a la paciente a un chequeo psicológico.

Más causas en la mujer
HOY/Foto: Internet

El ginecólogo José Antonio Delgado puntualiza en otras de las razones que puede ocasionar el trastorno de excitación sexual.

La hiperpolimenorrea: “Son sangrados y coágulos excesivos de la menstruación, esto se extiende más días de lo que normalmente dura un período y limita a la mujer a tener relaciones sexuales, merma el deseo debido al abundante flujo”, agrega.

La miomatosis uterina: Cuando los miomas llegan a tener el tamaño de una naranja o un melón, “solo el tamaño de una naranja modifica el útero y algunas posiciones durante el coito pueden provocar dolor, las mujeres que la padecen no logran alcanzar un grado de excitación alto”, señala.

El estreñimiento: “Va a provocar dolor en la penetración y también durante la práctica de algunas posiciones sexuales por la impactación de heces en el intestino. No hay placer en lo absoluto”.

Un embarazo no deseado: Delgado apunta que hay casos en los que la falta de un anticonceptivo, puede detonar el trastorno de excitación en la pareja porque se teme un embarazo, por tanto, sugiere la protección dual, “usen un método anticonceptivo para evitar embarazos y utilicen condón para librarse de enfermedades”, propone.

Finalmente, aclara que existen más causas, pero, todas pueden ser superadas si se visita al ginecólogo con frecuencia y se incluye en la vida sexual, la salud sexual.

El trastorno en los hombres
HOY/Foto: Internet

Está comprobado que las mujeres son las más afectadas por el trastorno, pero el hombre no está libre de tal irregularidad.

Leonardo Rayo Meza, especialista en urología, indica que hay numerosos casos en los que el varón sufre un descenso de la libido y también de disfunción eréctil. ”Puede darse por varios factores, entre ellos: físicos, hormonales, psicológicos y por enfermedades crónicas”, apunta.

Entre las enfermedades crónicas menciona la diabetes y la presión alta. Explica que en esta última siempre hay un medicamento que baja la presión y ocasiona una disminución de la potencia sexual. Por tanto, cuando el paciente llega a pasar consulta se le pregunta si padece de presión y si toma medicamentos.

“En el caso de la diabetes se da porque el enfermo anda mal controlado y hay daños a nivel de la erección”.

Tratamientos

Rayo Meza asegura que para sanar este padecimiento basta con cambiar de hábito, es decir: hacer ejercicios, mejorar la alimentación y equilibrarla con los cuatro grupos de alimentos. Asimismo, recomienda eliminar el hábito del fumado porque esta costumbre cierra las arterias del pene y limita el flujo sanguíneo. El alcohol también debe erradicarse.

“Hay medicamentos que ayudan en la parte eréctil, pero solo pueden tomarse si los receta un especialista. Porque hay hombres que no pueden ingerirlos debido a problemas varios del organismo. ¡Mucho cuidado con eso!”, concluye.

Avivar la llama
HOY/Foto: Internet

Para lidiar con el trastorno de excitación sexual el psicólogo Róger Martínez aconseja a las parejas evocar aquellas cosas que hicieron que se enamoraran perdidamente.

”Conversen mucho, en confianza, preparen algo especial para su pareja, sorpréndanla. Llámense por teléfono sin ningún motivo ni razón… solo digan: ‘Te llamé porque quería escucharte, quiero que sepás que te pienso y que te amo’. Escápense por una tarde y aléjense de la ciudad, busquen algo natural, entren a un motel y olvídense del mundo, piensen que son novios y que están viviendo sus primeros contactos sexuales que son siempre fogozos e intensos”, sugiere.

Fuente

Dr. José Antonio Delgado, especialista en Ginecología y máster en Salud Pública. Previa cita llame al: 8425-2836 o 8886-3107.

Lic. Róger Alfredo Martínez, psicólogo clínico. Previa cita llame al: 8584-9784.

Dr. Leonardo Rayo Meza, especialista en urología. Previa cita llame al: 8810-4652.

...

NOTAS RELACIONADAS