Canelones de pollo con salsa bechamel, ¡qué sabroso!

¿Se le apetecen canelones? ¡Claro que sí! Este platillo nunca pasa de moda

HOY
Aunque no lo parezca, es una receta legendaria, con una historia que data desde el siglo XVI. Los canelones son un plato de origen italiano, que se ha adaptado el nombre de Cannelloni, un diminutivo de canna que significa caña.
Se han hallado documentos sobre la existencia de los canelones en la Toscana, Sicilia y algunas otras regiones de Italia. Quizás por eso es de los platillos más demandados en todas partes del mundo.
En esta receta que te trae el HOY, los canelones son rellenos con pollo, puede usar pechugas y también restos de pollo cocido. Son muy fáciles de preparar y quedan deliciosos.
¡Buen provecho!

Tome nota

Cantidad: 5 personas
Costo: 400 córdobas
Tiempo: 2 horas
Dificultad: media

Ingredientes

Para el relleno
1 bolsa de canelones
1 libra de pechuga de pollo
1 cebolla picada
2 ramitas de apio
2 ajos
1 huevo
Dos cucharadas de perejil picado y orégano
Media libra de requesón
Sal al gusto y pimienta blanca
Media libra de queso seco rallado
Aceite de oliva
Dos tazas de caldo de pollo

Extra

Para que esta comida sea extremadamente deliciosa, debe acompañarlos con esta salsa.
Para la salsa bechamel
Medio litro de leche entera
Tres cucharadas de harina de trigo
Tres cucharadas de mantequilla
Una pizca de nuez moscada
Una pizca de sal

El primer paso y muy sencillo es tamizar la harina pasándola por un colador. Con esto evitará que se formen grumos. Puede ayudarse de una cuchara para golpear la harina y que pase más fácilmente. En todas las preparaciones de repostería que se use harina es conveniente tamizar, esto hace la diferencia.
Uno de los secretos para una mejor preparación del bechamel es ubicar en una cazuela la leche, a fuego medio y en otra porra poner a calentar la mantequilla a fuego suave.
Cuando la mantequilla se esté derritiendo, vierta la leche de la primera cazuela y la harina con leche que mezclamos al principio. Remueva estos ingredientes de forma suave y constante para mezclarlos, el fuego debe estar al mínimo.
Añada una pizca de nuez moscada, sal y pimienta. Poco a poco verá que la salsa se va espesando, cuando note que toma espesor, suba el fuego. Cuando llegue a cocción apague el fuego y deje reposar.

Preparación

En una cazuela ponga a hervir los canelones, con un poco de sal y aceite. Una vez cocidos, reserve para luego.
Corte la cebolla en trocitos muy pequeños, luego en una sartén agregue dos cucharadas de aceite de oliva y sofría durante cuatro minutos.
A continuación añada los ajos cortados y sofría solo un minuto. Retire el sofrito con una espátula y reserve en un plato aparte.
En el mismo aceite de hacer el sofrito cocine el pollo durante dos o tres minutos hasta que esté dorado. Corte en trocitos pequeños o medianos y luego triture un par de veces con una picadora.
En un plato bata el huevo y mezcle con el orégano y requesón. Ponga de nuevo la sartén al fuego con un poco de aceite de oliva, añadimos estos ingredientes, cuando el huevo se vaya cuajando incorpore el pollo y el caldo. Cocinamos durante 4 o 5 minutos a fuego lento.
Apague el fuego y añada este relleno a los tubos de canelones.
Ubíquelos de forma ordenada en un pírex que haya sido previamente embadurnado con un poco de mantequilla.
Precaliente el horno a 200 grados.
Cocine los canelones en el horno, pero antes añada la salsa bechamel por encima y hornee durante 15 minutos a 180 grados. Cuando falten 5 minutos de horno añada el queso rallado.

...

Notas Relacionadas