Un barbero muy especial

A los siete años se ha ganado el aprecio de los comerciantes

Danny subraya que cuando sea grande va a ayudar a las personas necesitadas y en su futura barbería dará buenos precios a la gente que lo visite. HOY/FOTO: Jader Flores

HOY

La destreza que tiene Danny Urbina Medina con la máquina de rasurar cabello es impresionante. Este pequeño de siete años llena de satisfacción a muchos de los clientes que llegan a la barbería de su tío en el mercado Oriental, confiando en su talento.

Según Rafael Medina, tío del menor, desde que Danny tenía cinco años le insistía a su mamá, Eva Medina, que le enseñara todo sobre la barbería.

“Yo le he dicho a mi sobrino que esto es un arte, le hemos enseñado no porque tenga alguna necesidad o porque queremos que trabaje, Danny estudia, va para cuarto grado de la primaria, lo hemos apoyado porque esto le abrirá más la mente, es un talento generacional, mis hermanos y yo lo aprendimos también desde pequeño, y eso nos llena de orgullo”, relata.

Buen aprendiz

La presencia del menor en la barbería llena de alegría a los que llegan a cortarse el cabello, pues quienes lo conocen lo admiran fácilmente. HOY/FOTO: Jader Flores

Medina cuenta que Danny es el único sobrino que ellos tienen. Por eso siempre tratan de cuidarlo y explotar cada una de las virtudes que demuestra tener.

“Él es una persona especial, bastante inteligente, concentrado en lo que hace, yo lo veo como un hijo, le enseño cosas buenas, trato de darle un buen ejemplo, se divierte en la barbería, lo tenemos aquí mientras está de vacaciones y hay clientes que lo vienen a buscar especialmente a él”, refiere.

Danny alega que además de ser un experto en barbería, tiene otros talentos muy particulares.

Rafael Medina, tío de Danny, mencionó que cuando el menor entre nuevamente a la escuela podrá llegar a pasar ratos al mercado Oriental, de vez en cuando. HOY/FOTO: Jader Flores

“Me gusta hacer de todo, corro rápido en futbol, también bailo dancehall, juego tenis, beisbol y macho parado, pero cuando sea grande quiero tener una barbería”, describe.

Según Cristofer Obando, otro de los tíos de Danny, lo que más le sorprende del menor es la astucia con la que sabe hacer las cosas.

“Las patillas las hace como un experto, cuando él tenga unos quince años será un profesional, su mamá fue la que siempre estuvo ahí enseñándole porque ella es estilista, él continúa la generación, porque todos los hermanos somos barberos, la verdad es que estoy muy orgulloso y espero que la gente siga reconociendo y admirando a mi pequeña estrella”, subraya Obando.

Único
Durante ha estado de vacaciones, Danny recibe hasta cinco clientes por día. Siempre lo supervisan sus tíos y otros trabajadores de la barbería.

En el mercado Oriental es bastante admirado por los comerciantes. Obando, tío del menor, menciona que su hermana (mamá de Danny) también se mantiene en la barbería cuidando del niño.

 

...

Notas Relacionadas