Para ser parte de la realeza Meghan debe aprender las reglas

Para la actriz no será fácil el cambio de vida que tendrá como esposa del príncipe Harry

Meghan

FOTO: HOY/ Internet

HOY/Londres

Los reflectores del mundo se encuentran posados sobre el príncipe Harry y Meghan Markle tras el esperado anuncio de su boda el 19 de mayo en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor.

Pero la realidad es que desde que se supo que el quinto en la línea de sucesión estaba enamorado, la pareja se ha convertido en una de las favoritas. La pareja ha compartido en una entrevista con la BBC cómo fue que comenzó su historia de amor.

“Nos presentó una amiga en común”, compartió el príncipe. Se vieron una vez y luego dos veces cuando ella regresó a Londres.

En pocas palabras, el soltero más codiciado del mundo encontró el amor en una cita a ciegas.

Al parecer lo único que a Meghan le importó era saber si era bueno: “…Porque si no es amable era como que no iba a pasar, así que fuimos y nos encontramos para un trago y fue muy rápido que preguntamos, ‘¿qué vas a hacer mañana? Deberíamos salir otra vez’”.

Meghan
FOTO: HOY/ Internet

Meghan no solo es la primera mujer con la que Harry ha salido de forma más seria, también es la primera estadounidense que se compromete con la familia real.

“Tradicionalmente, hace años, un miembro de la realeza no salía con nadie que no formara parte de la realeza o la nobleza en Inglaterra o Europa”, señaló William Hanson, experto en etiqueta inglesa en entrevista con Refinery29.

Tras poco más de un año de noviazgo, la pareja tuvo claro que quería dar este importante paso. Y a pocos meses de la boda mundial, ella debe dar un giro de 180 grados a su vida. Dejar su carrera como actriz y entrar a formar parte de un exclusivo y exigente círculo.

Etiquetas

Entre otras cosas, Meghan debe aprender a comportarse en la realeza.

1. Cuando esté sentada, la espalda de ella nunca debe tocar el respaldo, y nunca debe usar los descansa brazos de la silla.

2. No debe cruzar sus piernas en la rodilla. Debe tener siempre sus tobillos y rodillas juntos, y si se siente cansada, puede cruzar sus tobillos.

3. La barbilla de Meghan debe permanecer paralela al suelo: si está muy arriba, se verá elevada, si está muy abajo, parecerá insegura.

4. En público Harry y Meghan deben mostrar muy poco afecto, o de preferencia, ningún tipo de afecto.

5. Al hablar con la reina hay que llamarla “Su Majestad”. Y después “señora”, y todos los demás miembros de la familia real son “Su Alteza Real”, seguido de “señor”, o “señora”, dependiendo de la persona.

6. No puede dejar la mesa durante una comida. No puede ir al baño, ni chequear su teléfono hasta que se han llevado la comida, y todo termine por completo.

7. Meghan nunca deberá hablar de su relación en público.

8. Debe vestirse adecuadamente. Vestirse formalmente todos los días, especialmente en eventos. Nunca debe vestir jeans ante la realeza.

9. No podrá ingerir mariscos. La realeza no puede comer mariscos, supuestamente para prevenir intoxicaciones, ya que si se enferman no podrían realizar importantes tareas.

  1. No podrá tener opiniones políticas.
    Meghan
    FOTO: HOY/ Internet

Amoríos

Meghan, de 36 años, siempre cultivó un perfil bajo en cuanto a su vida amorosa. Su relación más importante, antes de conocer a Harry, fue con el representante de artistas Trevor Engelson, con quien se casó en 2011. Pero menos de dos años después, en 2013, se divorció de él.

El noviazgo más largo de Harry, de 33 años, fue entre 2004 y 2010 con Chelsy Davy, una estudiante de abogacía nacida en Sudáfrica. Su otra relación importante fue con la actriz Cressida Bonas, con quien salió dos años, terminaron en 2013. La joven no habría soportado la presión de ser señalada como “la novia de”.

...

Notas Relacionadas