Omar Rodríguez Campbell destina parte de su tiempo para ayudar a pacientes con cáncer

Dice que las mujeres con cáncer en Granada son un símbolo de pobreza y sufrimiento

omar, cáncer, mujeres, granada, ayuda, autoridades

HOY / Lucia Vargas

HOY/ Granada

Omar Rodríguez Campbell, de 48 años, es muy conocido en Granada, por que se dedica a ayudar a las madres que padecen de cáncer. Dice que esta misión nace de su propia experiencia, ya que su madre falleció producto de esta terrible enfermedad, cuando apenas tenía 4 años.

Dolores Campbell Parodi, madre de Omar, muere de cáncer gástrico y en ese momento los ocho hijos, dos niñas y seis varones, quedan bajo el cuido de su padre, Bismark Rodríguez Salazar, maestro de profesión, quien también fue electo vicealcalde en la década del setenta, por el Partido Liberal, para luego asumir como alcalde, tras la renuncia del entonces edil Miguel Ángel Ordóñez.

“Mi padre fue un año alcalde de Granada, él entrega la comuna a don Álvaro Chamorro Mora, pero en el 79, para la guerra, a mi padre lo llegaron a traer a la casa donde vivíamos en el barrio El Escudo, unas 200 personas con una tanqueta para llevarlo detenido. Era un 20 de julio y desde ese momento nunca más lo volvimos a ver”.

“Mi padre, a pesar de que era alcalde, andaba en su bicicleta, era humilde, nunca hizo daño a nadie, pero fue ajusticiado en la montañita de Los Malacos, junto con miles de granadinos”, recuerda con tristeza Omar, quien se ha dado a conocer como un líder del barrio El Rosario, donde habita.

Hermano

Dice que la muerte de sus padres, la pobreza y el dolor que dejó la tragedia cuando apenas tenía 9 años, le dio el coraje para seguir adelante con ayuda de su hermano mayor, que tenía solo 14.

“Mi hermano mayor trabajó cortando café en el cerro y así compraba la comida para todos. Seguimos luchando, hasta que la Iglesia adventista, supo que pasábamos muchas dificultades y doña Auxilio Lazo, quien ya falleció, y tenía un tramo en el mercado, me adoptó”, cuenta.

Omar dice que estudió becado en Matagalpa y luego terminó su bachillerato en León, gracias a esta Iglesia. Hizo estudios técnicos de Mecánica Industrial, en el Instituto Tecnológico Nacional (Intecna) y ahora trabaja elaborando rótulos y dibuja.

Otra de las trabas es la parte política, porque no pertenece a ningún partido y cuando pide ayuda en la Alcaldía para sepultar a una madre, le piden el aval político de la fallecida y de él.

Agradeció a varios empresarios locales que también apoyan la causa, en todo momento.

Expresa que tres de sus hermanos mayores viven en Estados Unidos, uno esta en Costa Rica y el resto en Granada.

Misión

Explicó que la misión de velar por las madres enfermas de cáncer nació hace 12 años, en homenaje a su progenitora, pero además porque tuvo una vida muy dura y no soporta ver que alguien tenga una necesidad, porque va y busca ayuda.

“Comencé ayudando a dos madres en el barrio El Rosario, donde salíamos con un megáfono a pedir ayuda. Viví en Costa Rica y nos organizamos como líderes y apoyamos a los nicas de La Carpio”, refiere Omar.

Ahora atiende, en Granada, a un grupo de 74 personas con esta enfermedad, la mayoría mujeres, pero se ha agregado a tres varones. Dijo que solo cuenta con la aprobación de la gente que ha confiado en su trabajo.

Refirió que las madres con cáncer son un símbolo de pobreza y sufrimiento en Granada. “Es lamentable tener que salir con un tarrito por los barrios con dos o tres mujeres enfermas a pedir para la comida o los pasajes para irse a hacer las quimioterapias a Managua”, señala.

...

Notas Relacionadas