Dos incendios más se desatan en la primera semana del año 2018

En Estelí y Jinotepe se originaron estos siniestros.

HOY/Foto: Cortesía

Dos incendios más se suman a los tres acontecidos en esta semana en la capital.

El primero que se incluye en la lista se originó en una fábrica de cajas, para empaque de Tabacos en Estelí y el segundo, se desató en Jinotepe, cuando una humilde vivienda fue consumida por el fuego.

En el siniestro que se desató en Estelí, cuatro personas resultaron afectados por el humo. Entre ellos, un trabajador fue trasladado al hospital escuela San Juan de Dios, donde fue dado de alta horas después.

Asimismo dos bomberos resultaron intoxicados por el humo que afectó en horas de la madrugada de este sábado a la fábrica Jatasa, donde unas 120 personas trabajan en la elaboración de cajas para empacar Tabacos.

El comandante Ramon Montano jefe de la Dirección General de Bomberos de Esteli informó que el área afectada por las llamas fue de unos 24 metros cuadrados y más que todo fueron residuos de madera y aserrín los que ardieron en llamas.

El fuego fue controlado por los Bomberos unificados que evitaron que el siniestro afectara otras áreas de la fábrica, ubicada al norte de la ciudad de Estelí, en la comunidad del Dorado.

Las autoridades todavía no brindan información sobre las pérdidas de este principio de incendio del que tampoco se conoce el origen del siniestro.

HOY/Foto: Mynor García

Por una chispa

En cambio en Jinotepe, la humilde vivienda del señor Abel Sánchez Caballero, de 70 años de edad, se quemó parcialmente, tras una chispa de una cocina de leña que se cruzó a una pequeña bodega donde había almacenado plástico y madera.

El anciano, es habitante de la comunidad El Dulce Nombre y por querer sofocar las llamas, con unas láminas de zinc, sufrió cortaduras en uno de sus brazos.

Un árbol que se encontraba cerca de la vivienda también ardió en llamas.

Los vecinos de la zona, junto con el Benemérito Cuerpo de Bomberos (BCB), ayudaron a apagar el fuego que amenazaba con propagarse a otras casas aledañas.

Germán Ñurinda, teniente del BCB, comentó que la cocina era improvisada y que la pérdida en materiales asciende a unos 5 mil córdobas.

...

Notas Relacionadas