Mujer tenía 10 por ciento de probabilidades de vida y ganó batalla

Sufrió un accidente cuando viajaba como pasajera de una caponera, la cual impactó contra un microbús

Irma Mendoza junto a su hija Raquel, quien cuida de ella en su casa, en el barrio Israel Galeano de Managua. HOY/Wilih Narváez

HOY

Si le desconectaban el ventilador artificial, Irma María Mendoza Cano se rendía ante la muerte.

Los médicos apenas le daban un 10 por ciento de probabilidades de vida.

Ese diagnóstico lo contó con tristeza Celia Zelaya, suegra de Mendoza, en noviembre pasado.

Pero hace 15 días el panorama cambió para esta mujer de 42 años, que sufrió un accidente cuando iba a sus labores de asistente del hogar.

El accidente ocurrió en Los Laureles Sur, en Managua, al momento que viajaba como pasajera de una caponera, la cual impactó contra un microbús.

En el recuerdo quedaron los días que pasó internada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Antonio Lenín Fonseca y ahora sonríe en la sala de su casa.

Por señas

 

Mendoza Cano todavía no puede hablar, los médicos le realizaron una traqueotomía y se comunica a través de señas. Tampoco puede caminar.

Aún tiene las puntadas en la cabeza de la operación que le realizaron. La herida no ha sanado completamente.

“Ella a veces se aflige, llora, y yo le digo que no se aflija, que todo es un proceso y que hay que seguir confiando siempre en Dios”, expresó Jessica Raquel Jarquín, hija de la sobreviviente.

“Todos los médicos que a ella la miraban me daban el diagnóstico que ella no iba a vivir”, agregó la joven.

Raquel dejó a sus tres niños en El Rama, de donde es originaria, para venir a cuidar a su mamá.

Las autoridades habrían determinado que el responsable del accidente fue el conductor de la caponera y todavía no han llegado a ningún arreglo.

El caponero habría sido citado por la Fiscalía para la próxima semana y así iniciar el proceso del caso.

El cambio es Mendoza es evidente. Aquí en una fotografía antes de que sufriera el accidente. HOY/Cortesía

Desea trabajar

Irma Mendoza les ha expresado a sus hijos que desea recuperar pronto su salud para regresar a su centro de labores.

Ella recibía un salario de 5 mil córdobas al mes y no era asegurada.

Además le tiene mucho aprecio a su patrona.

”Yo le digo que piense en su salud y que va a volver a caminar”, expresó Mendoza.

El próximo 23 de enero Irma tiene cita con los médicos, para ver el avance de su estado de salud.

Actualmente está bajo tratamiento y parte del medicamento lo han comprado sus hijos.

...

Notas Relacionadas