¿Dolor de garganta? Cuidado puede ser amigdalitis

Conozca los síntomas para saber si lo que tiene es amigdalitis

¿Le duele la garganta? Podría ser amigdalitis. HOY/ Thinkstosckphotos.com

HOY/ Agencias
Seguramente muchas son las ocasiones que usted ha padecido de amigdalitis, una enfermedad que además de provocar dolores en la garganta, cansa profundamente nuestro sistema respiratorio. Y con los cambios bruscos de la temperatura que experimentamos en la actualidad es mejor estar atentos a los síntomas de esta enfermedad.

La amigdalitis es la inflamación de las amígdalas, dos masas de tejido de forma ovalada situadas a ambos lados de la parte posterior de la garganta.

Los signos y síntomas de la amigdalitis comprenden hinchazón de las amígdalas, dolor de garganta, dificultad para tragar y sensibilidad de los ganglios linfáticos a los lados del cuello.

La causa de la mayoría de los casos de amigdalitis es la infección con un virus frecuente, pero las infecciones bacterianas también pueden provocarla.

La bacteria que más comúnmente causa amigdalitis es la Streptococcus pyogenes (estreptococo del grupo A), la bacteria que causa amigdalitis estreptocócica. Otras cepas del estreptococo y otras bacterias también pueden causar amigdalitis.

Dado que el tratamiento adecuado para la amigdalitis depende de la causa, es importante obtener un diagnóstico rápido y preciso.

La cirugía para extirpar las amígdalas, que alguna vez fuera un procedimiento frecuente para tratar la amigdalitis, se realiza usualmente solo cuando la amigdalitis bacteriana se produce con frecuencia, no responde a otros tratamientos o provoca complicaciones graves.

Línea de defensa
Las amígdalas son la primera línea de defensa del sistema inmunitario contra las bacterias y los virus que ingresan a la boca.

Esta función puede hacer que las amígdalas se vuelvan especialmente vulnerables a la infección y la inflamación. No obstante, la función del sistema inmunitario de las amígdalas disminuye después de la pubertad (un factor que puede explicar los casos pocos frecuentes de amigdalitis en adultos).

Pero si hablamos de factores de riesgo no podemos olvidar que la edad temprana es una de ellas.

La mayoría de las veces, la amigdalitis se produce en niños, pero en raras ocasiones se produce en menores de 2 años. La amigdalitis causada por bacterias es más frecuente en niños de 5 a 15 años, mientras que la amigdalitis viral es más frecuente en niños más pequeños.

La exposición frecuente a gérmenes es la segunda en la lista. Los niños en edad escolar están en contacto directo con sus compañeros y se exponen con frecuencia a virus o bacterias que pueden causar amigdalitis.

Y como toda enfermedad, también tiene su complicaciones en caso de no ser atendida a tiempo.

Una de ellas es la dificultad para respirar debido a la acumulación de flema en las vías respiratorias.
Interrupción en la respiración durante el sueño (apnea obstructiva del sueño), es decir que de repente la persona se despierta por crisis de tos o por no respirar bien.

Infección que se propaga profundamente en los tejidos circundantes (celulitis amigdalina) y la infección que produce una acumulación de pus detrás de una amígdala (absceso periamigdalino).

Cuándo consultar al médico

Es importante obtener un diagnóstico preciso si su hijo presenta síntomas que puedan indicar amigdalitis. Visite a su médico si su hijo experimenta: dolor de garganta que persiste por más de 48 horas. Dolor o dificultad al tragar.

Debilidad, fatiga o agitación extremas. Solicite atención de inmediato si su hijo tiene alguno de los siguientes síntomas: dificultad para respirar, dificultad extrema al tragar o babeo.

Prevención

Lavarse las manos completamente y con frecuencia, especialmente después de ir al baño y antes de comer.

Evitar compartir alimentos, vasos, botellas de agua o utensilios.

Remplace el cepillo de dientes después de recibir el diagnóstico de anginas.

Mantenga a su hijo en la casa cuando está enfermo.

Enséñele al niño a que tosa o estornude en un pañuelo de papel o, cuando sea necesario, en la parte interna del codo. Hágalo usted también.

Revise

La amigdalitis afecta con mayor frecuencia a niños entre la edad preescolar y mediados de la adolescencia.

Algunos signos y síntomas frecuentes de la amigdalitis son:

Amígdalas rojas e inflamadas

Parches o recubrimientos blancos o amarillos en las amígdalas

Dolor de garganta

Dificultad o dolor al tragar

Fiebre

Glándulas sensibles y dilatadas (ganglios linfáticos) en el cuello

Una voz rasposa, apagada o ronca

Mal aliento

Dolor estomacal, en especial en los niños pequeños

Rigidez en el cuello y dolor de cabeza

En los niños pequeños que no son capaces de describir cómo se sienten, algunos de los síntomas de amigdalitis podrían ser: babeo debido a dificultad o dolor al tragar, no querer comer, agitación inusual.

...

Notas Relacionadas