Cuide sus lentes, prevenga rayas y otros accidentes

Para que tenga anteojos para rato, siga los siguientes consejos

Smiling babe in glasses, looking at camera

HOY

Cuando se trata de cuidar sus lentes de prescripción, hay una regla muy simple cuyo cumplimiento virtualmente garantiza años de rendimiento de sus anteojos: si no los está usando, guárdelos en un estuche. Es simple, ¿no le parece? ¿O es más fácil decirlo que hacerlo?

Sabemos que la mayoría de nosotros no siempre utilizamos un estuche sólido para guardar los anteojos de prescripción, entonces, los siguientes consejos de mantenimiento y cuidado van a contribuir en gran medida al mantenimiento de sus anteojos y anteojos de sol para el futuro.

Para lavar sus anteojos, los profesionales de la salud visual sugieren que frote suavemente los lentes con sus dedos utilizando agua tibia jabonosa. Enjuáguelos y séquelos con un paño limpio y suave.

Muchas ópticas venden paños de limpieza de microfibra ultrafinos y lavables que remueven la suciedad y el polvo.

Evite frotar sus lentes con trapos, papel tisú facial o toallas de papel o con su corbata o bufanda ya que pueden rayar sus lentes.

Evite definitivamente el uso de limpiadores caseros, acetona o jabones cremosos porque los productos químicos pueden dañar los armazones, los lentes y los tratamientos y recubrimientos para lentes.

Nunca deje los anteojos en un bolso, bolsillo o cartera sin protección. En otras palabras, nada mejor que un estuche protector resistente para prevenir las rayas en sus lentes e incluso daños más graves en sus lentes y armazones.

Más...

Colóquelos siempre con el armazón hacia abajo para evitar rayar los lentes. El piso nunca es un buen lugar para dejar sus anteojos.

Y cuando esté en el baño, recuerde: ubicar los anteojos sobre el tocador o en la pileta resulta desfavorable.

Las salpicaduras, los aerosoles y los productos cosméticos pueden manchar los lentes rápidamente o incluso dañarlos.

Nunca deje sus anteojos o anteojos de sol que no está usando bajo el sol fuerte o en el tablero o la consola de su automóvil.

No empuje los anteojos sobre su cabeza.

Los armazones se pueden desalinear, lo que afecta la forma en la que ve con sus lentes.

...

Notas Relacionadas