Sepultan a la familia y al productor de café asesinados en Río Blanco

La familia fue sepultada ayer en el cementerio de la ciudad de Río Blanco, cabecera del municipio.

En Río Blanco, los pobladores exigieron justicia por el crimen de cuatro miembros de una familia. HOY/ CORTESÍA

HOY

Juan Valeriano Escoto Garzón, de 42 años; su pareja Adela López Guzmán, de 40 y la hija de ambos, Iris Lindsay Escoto López, de 9 años; además de Judith Escoto Castillo, de 10, sobrina de los adultos, fueron sepultados la tarde de este sábado en el cementerio de la ciudad de Río Blanco, Matagalpa.

Los cuatro fueron asesinados la noche de este jueves 28 de diciembre en la casa de Escoto Garzón en la comunidad El Martillo, en la Reserva Natural Cerro Musún, presuntamente por un hombre identificado preliminarmente como Freddy Cruz García, quien fue detenido la tarde de este sábado por la Policía en la comunidad Caño Blanco del municipio matagalpino de Rancho Grande.

Freddy Cruz García, había llegado hace un par de meses a la comunidad con una adolescente, presuntamente su pareja, este trabajaba para Escoto Garzón y un hermano de Garzón.

Al ser arrestado, Cruz admitió que presuntamente fumó marihuana y fue a la casa de su patrón para que le prestara dinero, sin embargo, en la sala de la casa de madera, atacó con un palo a la pareja de adultos y a una de las niñas. A la hija de Escoto y López, la asfixió apretándole el cuello.

Cruz fue llevado de Rancho Grande hacia la unidad departamental de la Policía en Matagalpa y de ahí fue llevado, la noche de este sábado, a las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía en El Chipote, Managua.

Los mataron por robarles

En declaraciones a un canal de televisión por cable en Río Blanco, Juan Escoto, padre de Escoto Garzón, señaló que su hijo estuvo el 28 de diciembre en Río Blanco vendiendo café en pergamino y presumía que le habían robado aproximadamente 40,000 córdobas.

Sin embargo, fuentes vinculadas con las indagaciones policiales, dijeron que fueron aproximadamente 12,000 córdobas los robados al pequeño productor, incluyendo 1,000 córdobas pertenecientes a la iglesia Monte Horeb, en la que estaban organizando una actividad de fin de año.

Tesorero de una iglesia

Escoto Garzón era un pequeño productor de café y además comercializaba con ese tipo de grano. También era tesorero de la directiva de la iglesia Monte Horeb, de las Asambleas de Dios en la comunidad.

...

Notas Relacionadas