Acusado de robo alega inocencia en juzgados

Creyó que lo detenían por una falta penal y no por robo.

José Antonio Laguna López creyó que lo detenían por haber defecado al aire libre, pero la Fiscalía le imputa un robo. HOY/J.Tijerino

Toda historia tiene dos caras, como las monedas. Y el caso de José Antonio Laguna López no es la excepción. La versión de Laguna es que el 27 de este mes, junto a su esposa y dos amigos, decidió visitar los altares instalados por el Estado en la Avenida de Bolívar a Chávez, en Managua.

Una vez que culminaron el recorrido, compraron en un sitio —que no precisó— tacos y repochetas. Minutos después experimentó un malestar estomacal, por lo que decidió caminar hasta las inmediaciones del edificio de Telcor y defecó por el sector.

Un oficial que patrullaba la zona lo vio y lo detuvo. Para Laguna, al siguiente día lo liberarían por tratarse de una falta.

Pero ayer en la mañana en el Juzgado Quinto Distrito Penal de Audiencia, la Fiscalía lo acusó del cargo de robo con intimidación .

Laguna aduce que los oficiales de Policía lo confundieron con un sujeto conocido con el alias del Lágrima, quien habita en el barrio Jorge Dimitrov.

LA OTRA CARA DE LA MONEDA

La versión del arresto de las autoridades es que Laguna la madrugada del 25 de diciembre, en un sector del barrio 14 de Junio, asaltó a una persona de apellido Berríos.

La acusación precisa que la víctima se disponía a ingresar a su propiedad, cuando el acusado, al que también identifican como Francisco Laguna Silva, de 30 años, lo tomó por la espalda y le efectuó la llave conocida como el “popo”.

Estando la víctima en indefensión, el sospechoso le ordenó que no gritara y que si lo hacía lo mataría “sin asco” con un picahielo.El imputado le habría sustraído de una de las bolsas del pantalón un celular valorado en 2,500 córdobas.

El juez Julio César Arias admitió la acusación contra el imputado y ordenó que este permanezca en prisión.
En la mañana del próximo 15 de enero se le efectuará la audiencia inicial.

CÉDULA

El procesado José Antonio Laguna López prometió que para el próximo 15 de enero, fecha en que se efectuará la audiencia inicial, sus familiares presentarían su cédula de identidad, que demostraría que lo están procesando injustamente.

Laguna López aseguró que habita en Ciudad Sandino y actualmente labora vendiendo agua helada.

Contó que no está vinculado con la delincuencia.En la audiencia la defensa no se refirió a la acusación y pidió el beneficio de arresto domiciliar, el que fue rechazado.

...

Notas Relacionadas