Finquero fue asesinado con su propia arma

Primero atacaron al anciano con un garrote de tigüilote.

Los dos jóvenes de 20 años de edad fueron acusados por la muerte de un finquero de San Rafael del Sur. HOY/J.Tijerino

A Francisco Morales Alvarado dos sujetos lo asesinaron a “traición” en su finca El Brillante. El hecho, según las investigaciones de las autoridades, fue por robarle una pistola Makarov nueve milímetros que poseía.

La acusación presentada en el Juzgado Quinto Distrito Penal de Audiencia, precisa que Francisco Doña Castillo y Kevin Corea Dávila habrían perpetrado el crimen el 21 de este mes.

La Fiscalía indicó que los sospechosos, ambos de 20 años, llegaron a la propiedad de la víctima, en la comunidad San Bartolo, San Rafael del Sur, a eso de las 6:00 p.m. y en el sitio encontraron a Morales Alvarado, en la entrada principal del inmueble.

La víctima estaba de pie y de espaldas, y Francisco Doña Castillo, con un trozo de madera de tigüilote lo golpeó “en la parte trasera de la cabeza”.

El señor de 87 años cayó boca abajo y esta situación fue aprovechada por el segundo acusado, Kevin Corea Dávila, para apropiarse del arma de la víctima.

Seguidamente —detalla la acusación— “con las intenciones de ultimar la vida de la víctima, Corea Dávila procedió a realizare un disparo, impactándole en la espalda y luego ambos acusados se retiraron del sitio”, indicó la Fiscalía.

Cuatro horas después de haber ocurrido el ataque (a las 10:00 p.m.), el finquero falleció en un centro hospitalario por un trauma craneoencefálico que le causó hemorragia cerebral.

OFRECEN TESTIGOS

Las autoridades sustentaron la acusación con testimonios de cuatro personas, las que habrían encontrado el cuerpo.
En la escena, los peritos hallaron un casquillo de bala color cobrizo, de nueve milímetros, con la leyenda Makarov. Además estaba el trozo de madera de tigüilote con el que fue atacado el ahora occiso.

AUDIENCIA INICIAL

El juez Julio César Arias admitió la acusación por homicidio y robo agravado, por considerar que reunía los requisitos establecidos por la ley.

Por tratarse de dos delitos graves, el judicial ordenó que los jóvenes enfrenten el proceso en prisión preventiva.
El próximo 15 de enero del 2018 se les efectuará la audiencia inicial.

La defensa en su intervención pidió que la acusación se rechazara por que no era clara ni precisa. Pidió también el beneficio del arresto domiciliar, pero el juez rechazó dichas solicitudes.

MAÍZ

La propiedad de Morales tiene una extensión de 50 manzanas y tenía sembrado maíz en tres de estas.

Uno de sus hijos, Santos Alvarado, manifestó al Periódico HOY que su padre fue amenazado hace un mes por presuntos tomatierras, quienes le pedían que abandonara la propiedad. El celular y otras pertenencias no le fueron robadas a la víctima.

“Si hubiesen sido ladrones hasta el caballo y la albarda se hubiesen llevado, esos son tomatierras”, expresó Alvarado, al día siguiente del crimen.

DICEN SER INOCENTES

Al culminar la audiencia, los procesados aseguraron a su abogado que no tenían nada que ver con el crimen.

Los jóvenes indicaron por separado que el día de los hechos, el 21 de diciembre, no estuvieron en la finca de Francisco Morales.

Visiblemente afectados, manifestaron que son inocentes y que se trataba de un error. Antes de ser retirados de la sala, dijeron que tenían más de 72 horas de haber sido arrestados.

Los acusados habitan en San Rafael del Sur y la acusación no precisa cuál es su profesión u oficio.

...

Notas Relacionadas