Payasos comparten en familia con niños de Pajarito Azul

Aunque a veces es difícil hacer reír a esos niños, la satisfacción son sus sonrisas

Payasos sacan una sonrisa a los niños con cáncer. HOY/Cortesía

Payasos sacan una sonrisa a los niños con cáncer. HOY/Cortesía

HOY

Hacer reír a niños se podría decir que es una tarea fácil para los hombres que se dedican a ser payasos, pero cuando se trata de llevar alegría a menores que sufren distintas enfermedades, es algo totalmente distinto.

Eso lo sabe David Ortiz, quien vive en villa Don Bosco, en Managua, conocido cariñosamente como el payaso “Parches”, y que desde hace unos diez años se dedica a hacer feliz a niños que están en hospitales con alguna enfermedad crónica. Confiesa que no es nada fácil, pero nada se compara con ver una sonrisa en la carita de esos pequeños.

Desde ese tiempo nació el proyecto “Navidad con los amigos de Parches”, todos estos años han llevado un día de alegría a los niños con cáncer del Hospital Infantil Manuel de Jesús Rivera “La Mascota”. Les llevan comida, piñatas y juguetes que los recolectan de sus colaboradores.

“Se trata de celebrar la Navidad y se les lleva juguetes, ropa, comidas, a veces dietas especiales y todo lo que los donantes nos brindan, lo que nos gusta es aprovechar el espíritu navideño”, expresó Ortiz.

La mayor satisfacción es que los niños olviden por un momento sus padecimientos. HOY/Cortesía
La mayor satisfacción es que los niños olviden por un momento sus padecimientos. HOY/Cortesía

Por primera vez

Ayer sábado fue la primera vez que los payasos se trasladaron hasta el hogar Pajarito Azul para realizar la celebración de Navidad con unas 120 personas, entre estas 70 niños.

Decidieron hacer la celebración en este hogar de protección porque desean ir poco a poco visitando los distintos lugares que atienen niños con discapacidad para verlos sonreír y ser felices.

“Realmente si nosotros como payasos vamos ahí estamos entrenados, yo ya estoy entrenado y los colaboradores también y sabemos como interactuar con ellos (los niños), prácticamente el show lo hacemos jugando con ellos, pero mayormente es el baile, a ellos les encanta bailar”, manifestó David.

Situación difícil
El payaso Parches mencionó que recuerda con mucha tristeza en una ocasión que lo contrataron para celebrar el último cumpleaños de una niña de seis años que sufría cáncer y le daban pocos días de vida.

Participó pero por dentro estaba destrozado. La tristeza no la podía percibir la niña, ante ella debía aparentar que era fuerte y hacerla reír. La menor falleció 15 días después de la celebración de su cumpleaños.

...

Notas Relacionadas