Las fantasías sexuales en la vida íntima de las parejas

¿De dónde surgen las fantasías sexuales? ¿Ha experimentado algunas en la vida íntima con su pareja? Lea este texto completo.

Las fantasías sexuales en la vida íntima. HOY/Thinkstockphotos.com

 

HOY

Está agonizando el 2017, solo le quedan nueve días. Entre sus metas cumplidas está la compra de su casa, carro, finalización de estudios, trabajo nuevo, pero en el plano sexual aún está bien “clavada” esa fantasía sexual que siempre ha deseado cumplir con su pareja.

Hacer el amor en el agua, ver una película erótica juntos y terminar haciendo lo mismo, que él o ella recorra su cuerpo bañado de chocolate, ser bailarina de striptease, son algunas de las fantasías que muchos quisieran cumplir en la cama. Y es que pensarlas y llevarlas a cabo no es malo.

Depende

De acuerdo con el doctor Oscar Espino, urólogo y especialista en salud sexual, esto dependerá del tipo de fantasía.

“Esto es muy privado de uno, aunque haya una relación de pareja muy buena, es raro que digan sus fantasías… pero es más probable que el hombre se la diga a su pareja”.

“Estas son imaginaciones que podrían ayudar a la relación de pareja, pero hay otras que más bien provocar separación, casi siempre las fantasías son no realizables, pero si la fantasía del tema beneficia a la pareja vale la pena contarlo y hasta llevarlo a cabo, pero si pone en riesgo la relación, es mejor callarlo, entonces hay que ver el contenido”, aconseja el especialista.

Según Espino este tipo de actividad podría ser útil para que mejore la relación de pareja. “Las fantasías provienen de películas que uno ha visto, de lecturas que ha hecho, de videos y de vivencias que el hombre ha tenido y las aplica a su vida, estas fantasías son influenciadas por el medio externo”, agrega.

Desde el punto de vista de la medicina sexual, Espino aclara que las fantasías son un producto de las acciones hormonales que posee tanto el hombre como la mujer. “La testosterona es la que produce la fantasía”, finaliza.

Sin inhibiciones

Según el sitio saludymedicinas.com.mx, cuando la mujer o el hombre cuentan a sus parejas esos deseos que durante meses o años de matrimonio han protagonizado en su mente, obtienen beneficios como:

Librarse del estrés: Al confesarle y más si es al oído esa fantasía, ya sea tener sexo en el baño, en el carro o algún sitio especial la persona se libera del estrés que caracteriza el actual ritmo de vida, asimismo consigue beneficios, entre ellos, sueño más reparador y mejor salud mental.

Rejuvenece: Al adoptar otra personalidad en la cama, fingir que son dos perfectos extraños que viven su primer encuentro sexual o que protagonizan alguna escena de la última cinta erótica que vieron juntos, puede provocar mucho calor y más sonrisas, por tanto obtendrá el mejor remedio cosmético: las personas con expresión alegre aparentan ser más jóvenes.

Aumenta el deseo sexual: Al tener sexo, las personas viven otro mundo, olvidan por un rato las frustraciones o problemas de la vida cotidiana y las fantasías sexuales pueden ser la “llama” que encienda nuevamente la pasión entre dos personas que se han caído en la monotonía.

HOY/Thinkstockphotos.com

Autoestima alta: Al contar tus más eróticos pensamientos y observar el efecto que causan en el rostro de tu pareja, te dará mayor seguridad. En pocas palabras, cada vez que elevas la excitación de esa persona especial, mejoras tu autoestima.

Fuente

Doctor Oscar Espino, urólogo y especialista en salud sexual. Atiende en su clínica privada en residencial Los Madroños, casa N° 1, Carretera Sur, desvío a Batahola, Amanco 3 cuadras al Sur, 1 cuadra abajo. Teléfono: 2268-6776.

Fantasías sexuales, excelente regalo de fin de año. http://bit.ly/1Hg95dU

...

Notas Relacionadas