Ponen a prueba sus habilidades de rescate

Según datos oficiales unas 500 mil personas participaron en el ejercicio

HOY

Un terremoto de más de 7 grados en la escala de Richter fue uno de los escenarios que evaluaron ayer durante el Tercer Ejercicio de Prevención y Protección de la Vida.

El teniente coronel Sergio Arturo Corrales, jefe de la Unidad Humanitaria de Rescate del Ejército de Nicaragua, indicó que cuentan con 300 efectivos, capacitados en brindar primeros auxilios, búsqueda y rescate de cuerpos en estructuras colapsadas, técnica especial contra incendios, entre otras especialidades.

Corrales afirmó que cuentan con la técnica canina para la detección de víctimas en estructuras colapsadas.
Explicó que los simulacros se hacen en función de “fortalecer las capacidades, tanto de la población como a nivel institucional”.

Mencionó que para lograr éxito en el trabajo es necesaria la coordinación con todas las instituciones del Gobierno y la Policía Nacional “para el despeje de las vías y la movilización de los distintos medios de trasporte y la técnica especial”.

En el simulacro participaron niños y adolescentes. Al respecto Corrales dijo de forma tajante que “participan todos, de los distintos niveles de edad”.

En medio de sirenas y ambulancias de Cruz Roja, Policía, Ejército y Bomberos, trabajadores de distintas instituciones salían de manera ordenada para ser partícipes del simulacro en ese departamento. El escenario también fue un terremoto de 7.3 grados en la escala Richter, mismo que se ubicó a 90 kilómetros del municipio de Chinandega en la zona conocida como Río Chiquito, además de emergencias con el volcán San Cristóbal.

...

Notas Relacionadas