La cohetería, los momentos del año más horrendos para los perros

Si vemos que nuestro perro entró en un ataque de pánico, lo debemos llevar cuanto antes a una clínica veterinaria

HOY/Foto: archivo

HOY

Llegó diciembre finalmente, se nos fue el año y con este mes comenzamos a disfrutar y vivir del espíritu de fiestas, reuniones de amigos, despedidas del año… y celebramos con gran escándalo y estruendo las Purísimas, la Navidad y fin de año.

Sin embargo, no todo es color de rosa y alegría. En casi todas las casas hay mascotas y la gran mayoría de nuestros perros son sumamente sensibles a la cohetería.

Los cohetes causan en nuestros canes profundo terror, pánico, a tal punto que hasta pueden morir algunos de un paro cardíaco o quedar con secuelas permanentes como temblores, esconderse debajo de los muebles, caminar en círculos o morderse provocándose lesiones graves.

Los perros comienzan a salivar, temblar, se les aumenta la frecuencia cardíaca y se ponen sumamente nerviosos y recordemos que su oído es cuatro veces más sensible que el nuestro.

¿Qué hacer en estos casos?

HOY/Foto: archivo

Antes que nada, tratemos de prevenir que no sufran. ¿Cómo? Muy sencillo, la cohetería es previsible, comienza a las 6:00 p.m. en el caso de las Purísimas y a las 11:00 p.m. en las fiestas navideñas y de fin de año.

Media hora antes, le daremos a nuestro perro un sedante, estos se venden en todas las veterinarias en gotas, de modo que pase el momento de la cohetería sedado.

Por otra parte, buscaremos un lugar apartado en la casa, cerrado, que reforzaremos el aislamiento del ruido del lugar tapando las junturas de puertas y ventanas con periódicos, con la luz apagada, y ahí colocaremos a nuestra mascota sedada.

De este modo podemos prevenir accidentes.

Si no lo hicimos y vemos que nuestro perro entró en un ataque de pánico, lo debemos llevar cuanto antes a una clínica veterinaria para que le den tratamiento, tranquilicen y seden al animal, y le bajen el estrés.

Por todo y todo, no nos sumemos nosotros al sufrimiento de nuestros seres queridos, estas fiestas no arrojemos o tiremos cohetes en la casa, y si podemos charlar con los vecinos, convenzámoslos de que tampoco lo hagan.

¡Que tengan felices fiestas!

...

Notas Relacionadas