Cuidados con los excesos alimenticios en estas fiestas

Disfrute los sabores decembrinos sin descuidar su salud

Consecuencias de los excesos de comida, tenga cuidado. HOY/Thinkstockphotos.com

HOY

Estamos a diez días de festejar con mucha alegría y amor la Nochebuena. Muchas familias desde ya están pensando qué platillos y postres preparar para celebrar en grande la víspera del día de Navidad (25 de diciembre), cuando los cristianos recordamos y conmemoramos la noche en que nació Jesús.

Una temporada para compartir con los familiares, amigos, compañeros de trabajo… Pero también es una época de “caos alimenticios”, en que los excesos de comidas y brindis con alcohol se tornan tan naturales. ¡Mucho ojo! Las consecuencias son graves para su salud.

De acuerdo con el nutricionista Abdiel Navarrete, todo esta demasía tiene efectos negativos en nuestro cuerpo. “Lo principal es comer con moderación y evitar los excesos, en esta época llegan las invitaciones para ir a comer donde la tía, abuela, amigos, vecinos, y lo que creamos es una sobrecarga de alimentos porque todas las comidas son ricas en carbohidratos, proteínas y grasas. Como consecuencia, vamos a tener pesadez estomacal e indigestión, pero no solo es eso”, explica el experto en nutrición.

Sumado a lo anterior, estas “comilonas” son mezcladas con alcohol y dulces de la época, incluso frutas, lo que no es saludable, dice el experto.

“Las frutas no son malas, pero la combinación con estas comidas que llevan muchos condimentos provoca el daño.

Por ejemplo, si la persona come relleno y a eso le agrega frutas como piña, manzana, uva, no es bueno porque la fruta se digiere más rápido, pero como ya le echamos relleno, arroz y pan, el organismo empezará a digerir la carne y sus acompañantes. Por tanto, las frutas se van a quedar porque son a base de azúcar y al fermentarse provocan en nuestro organismo distensión abdominal (hinchazón), ardores, gases. Por eso hay que tratar de evitar la combinación de estos alimentos”, aconseja Navarrete.

Cuidados

HOY/Thinkstockphotos.com

La ingesta de comidas con alto valor calórico puede acabar por generar ansiedad entre los comensales durante estos días de fiesta. El exceso de azúcar, presente en los postres, puede derivar en una excitación de los menores y en que presenten un mayor estado de nerviosismo y dificultades para conciliar el sueño en estos días, entre otras consecuencias.

Aunque los más pequeños de la casa son los principales afectados por este estado, se puede extender también a los adultos. Además, en este caso se puede complicar si padecen algún tipo de enfermedad, como diabetes o tensión alta.
Navarrete insiste en que hay que cuidar la alimentación de los infantes, porque en el corre corre de los preparativos las madres no están pendientes de lo que comen. “No hay que servirles platillos copiosos, es cierto que se está de fiesta, pero hay que comer moderado, no como si fuera la última vez que comen, para que su estómago no se vea afectado”, añade.

En el caso de los adultos, está claro que los que toman y comen mucho no lo van a dejar de hacer, por tanto les aconseja que al día siguiente depuren su cuerpo. Es decir, no comer recalentados, consumir frutas ricas en vitaminas C, tomar caldos con poca grasa y verduras, para desintoxicar el cuerpo y no sentir la gran pesadez de los estragos de la noche anterior.

“Porque van a tener resaca y malestar digestivo, tomando estos consejos el cuerpo se va a recuperar más rápido y evitarán pasar mal varios días, recordemos que en Nicaragua tenemos un gran índice de personas con hígado graso, personas que padecen el síndrome de colon irritable, hay que cuidarse”, finaliza el especialista.

Cuide la alimentación de los niños en estas fiestas. HOY/Thinkstockphotos.com
Tome en cuenta

El sitio www.salud180.com refiere en su página web que se puede disfrutar de todo sin lamentarnos después, siguiendo algunas recomendaciones: Iniciar con una buena ensalada o verduras es una buena elección, porque además de que se necesita fibra, esta ayuda a saciar un poco el hambre, dejando menos “espacio” para los platillos que engordan más.

La moderación es vital, se deben servir porciones pequeñas o medianas y, por supuesto, no dar una segunda vuelta. En lo posible, trate de balancear la alimentación y evite los hidratos de carbono en exceso; por ejemplo, si el menú incluye pasta, entonces no coma pan o postre. Antes de ir a una cena, tome una pequeña colación como una fruta, un jugo de tomate o una barrita de cereal.

De esta manera no tendrá mucha hambre y podrá evitar las botanas que, por lo general, tienen muchas calorías y sodio, que provoca retención de líquidos.

Coma despacio, debido a que el cerebro tarda alrededor de 20 minutos en recibir la señal del estómago de que está satisfecho. No olvide los ejercicios, esto le ayudará a quemar calorías.

Recomendaciones

Si todo el año pasó cuidando su figura para estar en forma durante las fiestas de fin de año, no permita que le gane la comida. Lo ideal es que disfrute las comidas con moderación.

Según el nutricionista Abdiel Navarrete, al abusar de todas las comidas festivas, lo que hacemos es aumentar de peso, padecer de ácido úrico, problemas de colesterol y se promueve el sedentarismo. “Por lo general la gente llega a su casa, se sienta a comer y a platicar; y no practica ninguna actividad física”, dice.

Por tanto, el experto recomienda evitar las comidas a cada rato, porque son cargadas con mucha grasa y proteínas que nuestro cuerpo difícilmente puede digerir todo de una misma manera. Hay que comer a la misma hora.

“Si van a comer en el almuerzo, pueden consumir algo que tenga bastante fuente de carbohidratos, porque en el resto del día puede que salgan a realizar alguna actividad física, mandado o caminar y va a ayudar más al proceso de la digestión y en la cena puede ser algo más ligero que lleve proteínas, puede ser una ensalada para no sobreesforzar nuestro cuerpo”, indica.

No hay que abusar de los dulces. “Tenemos que cuidarnos porque al día siguiente nos va a pasar la cuenta el cuerpo”, alerta el nutricionista.

Fuente

Abdiel Navarrete, nutricionista. Teléfono: 82010426.

http://www.salud180.com/nutricion-y-ejercicio/cuida-tu-alimentacion-en-navidad

...

Notas Relacionadas