Extrabajador de Enabas pide que le suspendan la pena

Fraude fue por más de 11 millones de córdobas

El acusado José Dolores Gutiérrez Alfaro. HOY/Martha Vásquez

HOY

José Dolores Gutiérrez Alfaro, exprogramador del Departamento de Informática de la Empresa Nicaragüense de Alimentos Básicos (Enabas), condenado a cinco años de cárcel por fraude a dicha institución por más de 11 millones de córdobas, solicitó ayer la suspensión de la pena a la jueza María Concepción Ugarte, titular del Juzgado Sexto de Ejecución de Sentencia de Managua.

Según su defensa, Ernesto Ermida, su representado cumple los requisitos para este beneficio porque es la primera vez que delinque y la pena impuesta es menor a cinco años.

Respecto a la reparación del daño económico, que es la sustracción de los 11.473,5 millones de córdobas de las arcas del Estado, dijo que no podía pagar porque evidentemente estaba sin empleo y la esposa no trabaja y tiene cuatro hijos. Además porque el delito fue cometido con dos personas más.

El fiscal Félix Hernández, de la Unidad Especializada Contra el Crimen Organizado, se opuso a la petición de la defensa porque considera que no cumple los requisitos debido a que el fraude es un delito grave y la pena va de cinco a 10 años de cárcel, por lo tanto no cabe el beneficio.

“Más allá de los requisitos formales, la imposibilidad de pago debe ser declarada por un juez a través de sentencia para poder negar a pagar costos civiles. Además, si tuviera interés de pagar no estuviera pidiendo el carro que fue decomisado y lo estaría ofreciendo para abonar una parte aunque sea”, dijo el fiscal.

La jueza Ugarte dijo que se pronunciará sobre la solicitud conforme a ley.

Los hechos

José Dolores Gutiérrez Alfaro fue procesado junto a Hildebrando José Mercado Sándigo, exdirector del Área de Distribución de Enabas y el comerciante José Salomón Maradiaga Lanza, quien admitió los hechos en su momento.

Supuestamente el comerciante Maradiaga, que era cliente de la empresa, retiraba a través de créditos el producto de Enabas (frijoles, arroz, aceite, avena, entre otros) con las facturas que le emitía el acusado Hildebrando Mercado, y el acusado José Dolores Gutiérrez era el que supuestamente manipulaba el sistema para que las facturas no aparecieran en la bitácora de caja.

Según se probó en juicio el condenado José Dolores Gutiérrez y los otros dos procesados se coludieron con Maradiaga para hacer 23 pagos “fantasmas” por C$ 469,791, según el Ministerio Público.

El fraude se produjo en dos períodos diferentes: de junio de 2010 a noviembre de 2014,  y de diciembre del mismo año a febrero de 2015, detalla la acusación.

Gutiérrez manipuló  el sistema de informática de la empresa acreditando 23 pagos por facturas inexistentes. Mercado luego emitía una nueva factura de crédito a sabiendas que Maradiaga no había cancelado la  anterior.

...

Notas Relacionadas