Araceli Espinoza es una bella joven que ayuda a niños abandonados

Su amor hacia los pequeños se fortaleció aún más después la pérdida de su bebé, conoce la historia

Araceli Espinoza

FOTO: HOY/ Uriel Molina

Hoy

A simple vista parece una joven amigable, cariñosa y de buen corazón, pero a profundidad Araceli es una mujer de carácter fuerte, con propósitos de vida bien definidos. “Los golpes de la vida”, según ella dice, la han hecho una mujer aguerrida pero de corazón noble que no duda en brindar su apoyo a quienes lo necesitan, en especial si son niños.

Esta bella esteliana de 24 años cuenta que entre sus principales metas está culminar su carrera universitaria y salir fuera del país a profesionalizarse aún más.

“Vengo de una familia pequeña, pero donde los valores son fundamentales y principales para seguir adelante y lograr grandes cosas. Soy de las personas que sabe agradecer lo poco y mucho que tengo, he tenido altibajos y gracias a Dios sigo en pie”, relató Espinoza.

Lea: Conoce a Doris Hidalgo, modelo, economista y presentadora de TV

En su tiempo libre, Araceli apoya a la Asociación Color Esperanza: “Tengo cuatro años de colaborar con ellos y soy parte de los apadrinamientos de los niños, tengo un niño lindo con quien estamos trabajando para que pronto pueda caminar. Esperando en Dios y con el paso del tiempo lo lograremos”.

Araceli Espinoza
FOTO: HOY/ Uriel Molina

Colaborando con la fundación, Araceli conoció el caso de una niña a quien sus padres abandonaron en el hospital y la Asociación Color Esperanza empezó a ayudar. “Era una niña muy linda, pero no pude apadrinarla porque Mifamilia se hizo cargo”, reseñó Espinoza. En las redes sociales Araceli conoció la labor de Color Esperanza, después se informó más sobre la fundación y decidió apadrinar a Anthony Gaitán, quien es un niño que tiene displacia de cadera.

“A Anthony le ayudó en sus terapias y lo que necesite, la asociación se encarga de buscarles medicamentos y víveres a todos los niños que necesitan. Lloro mucho por que es triste ver tantos casos de niños abandonados por enfermedades”, enfatizó Espinoza.

Además: Damaris Hernández es una joven de encantadora voz

Araceli, además de estudiar y colaborar con la fundación, se dedica al modelaje. “Mi pilar más grande después de Dios ha sido mi familia, mi padre, que es mi adoración, y también mis pocas amistades. Por el momento tengo una relación amorosa y él me apoya mucho en mis decisiones”, afirmó.

Araceli Espinoza
FOTO: HOY/ Uriel Molina

Ella

“Lo que más recuerdo de mi infancia, fue cuando aprendí a montar caballo y manejar bicicleta. En ambas cosas me llevé mis buenos golpes y siempre llegaba llorando donde mi padre. Realmente tuve una infancia muy linda, no me quejo, nada me hizo falta”, rememoró Espinoza.

Su rutina se divide en realizar cosas cotidianas en su casa, ir a la universidad, clases de inglés, salir con sus amistades, ayudar en la Asociación e ir a Estelí donde sus padres.

Le gusta cantar, disfruta de bailar vallenato, ya que es el tipo de música que más le gusta. También disfruta de viajar: “Uno de los países que me han encantado es Alemania y Colombia. Modelar es mi hobby favorito, así como cocinar. Mi comida favorita es la pasta, arroz aguado y la sopa de queso”.

Estudios

Araceli Espinoza
FOTO: HOY/ Uriel Molina

Actualmente Araceli estudia Marketing y publicidad, lleva tercer año. Señala que eligió esa profesión porque piensa que tiene más oportunidades laborales.

Entre sus planes para el 2018, Araceli desea dedicarse a estudiar y profesionalizarse en el idioma inglés, pues también cree que es muy importante para desarrollarse profesionalmente dentro y fuera de Nicaragua.

”Además deseo seguir apoyando en la Asociación y avanzar más en mi carrera. Tengo el proyecto de construir mi casa y espero en Dios que todo me salga bien, todo lo que me propongo lo pongo en manos de Dios”, recalcó. Por el momento Espinoza es parte de la agencia de modelage Jax Models, ya que desde pequeña le han fascinado las pasarelas. “Siempre me ha gustado el modelaje y deseo seguir aprendiendo más, nunca se deja de aprender”, agregó.

Miedos

Araceli señala que su amor hacia los pequeños se fortaleció aún más después que perdió a su bebé de unos cuantos meses.

“Por dos años intenté quedar embarazada y no podía. De repente sucedió, pero el bebé se formó en una trompa de Falopio, era un embarazo ectópico, según los médicos, perdí a mi bebé”, refirió Espinoza.

Ahora este es uno de los grandes miedos de esta joven. “Le temo a ese cambio y de que me vaya a pasar lo mismo. Sabía que tenía problemas con quedar embarazada, solo que nunca me fui a chequear por qué no quedaba embarazada y ahora me arrepiento, porque los chequeos son muy importantes: evitan que nos pasen este tipo de cosas”, aconsejó la modelo.

 

Créditos:

Araceli Espinoza
FOTO: HOY/ Uriel Molina
  • Fotos: Uriel Molina
  • Peinado y maquillaje: Valeria Salón y Spa. Dirección: Palí P del H 2 cuadras al sur, Managua. Teléfono: 22507357.

...

Notas Relacionadas