Ana Vanegas gana la primera medalla de oro para Nicaragua en los Juegos Centroamericanos

La nicaragüense Ana Vanegas hizo un tiempo de seis minutos con 29 segundos y 30 milésimas en la competencia de remo

Ana Vanegas (centro) durante la premiación de la prueba single abierto en 1500 metros. HOY/CORTESÍA/Erick Martínez

HOY

El oro salió del agua. Ana Vanegas, quien toda su vida se ha valido de las pequeñas embarcaciones para moverse de una isleta a otra en el Lago de Granada, remó como empujada por el viento y cruzó la línea de primero, en la prueba de single abierto, para atribuirse el primer oro de Nicaragua en los Juegos Centroamericanos y no debió esperar para el festejo, ya que el público era su familia y lugareños que la conocen.

Ana era una de las esperanzas y cumplió. Hizo un tiempo de seis minutos con 29 segundos y 30 milésimas, y fabricó una distancia de casi once segundos con la más cercana, la guatemalteca Yulisa López (6:38.17), y la tercera en cruzar la línea de los 1500 metros fue la salvadoreña Karla Calvo (6:59.30).

“Desde pequeña los botes eran mi medio de transporte para ir a la escuela. Hacíamos los mandados remando, y para lo que fuera había que hacer uso de ellos”, relató Ana, encontrando en esos momentos de su niñez y adolescencia el gusto por este deporte, el que ahora la premia con oro, en las mismas aguas que ha surcado toda su vida.

“Me siento contenta porque fue el himno de mi país el que sonó en la premiación, es orgullo también saber que es la primera presea de oro para el país, estoy feliz”, señaló Vanegas, a partir de ahora una de las personas más distinguidas de la Isla El Arado.

Aguas benditas

El equipo nicaragüense de remo alcanzó además otras dos medallas de plata y una de bronce en las aguas.

Lo hermoso de la conquista es que las preseas quedaron entre hermanos. Vicente Vanegas llegó segundo en la prueba de doble ligero, para colgarse el galardón plata, y resulta ser hermano de Ana.

Vicente quedó a un bote de diferencia de Guatemala, país que ganó el oro, y Honduras se apoderó del bronce.

En doble femenino, Karla Potoy y María Vanegas remaron en perfecta sincronización para romper la superficie y el esfuerzo combinado les valió la plata, al colocarse detrás de Guatemala y superando a Honduras.

María es también hermana de Ana y Vicente.

Y el único bronce conseguido por Nicaragua en esta disciplina lo ha dado Félix Enrique Potoy, en la prueba de single abierto, la que fue dominada por El Salvador y Guatemala.

...

Notas Relacionadas