Vela por el bienestar de los ancianos del hogar Doctor Agustín Sánchez Vigil

Su madre fue el motor que le ayudó a interesarse por los más necesitados

rostro, ancianos, Sandra María González, jinotepe, hogar, velar,

HOY / Mynor García

HOY / Carazo

Tener experiencia, y sobre todo paciencia y amor por el cuido de adultos mayores, fue uno de los motivos para que Sandra María González se decidiera a desempeñar el cargo de administradora en la Fundación Hogar de Ancianos Doctor Agustín Sánchez Vigil, situado frente a Cruz Roja en la ciudad de Jinotepe.

El 9 de febrero de 2018, González, oriunda del municipio de Dolores, cumplirá dos años de estar a cargo de la organización donde asegura se siente cómoda.

Norma Avilés, una de sus amigas le comentó de esa plaza vacante. Cuando le hicieron la oferta, comenta que fue todo un reto asumir esa tarea.

“Aquí se trabaja con pocos recursos, no es como en una empresa grande que cuenta con un presupuesto. Aquí se trabaja con donaciones, cantidades pequeñas y tenemos que hacerlas rendir”, explicó.

HOY / Mynor García

La Alcaldía municipal les apoya con un pequeño presupuesto y con los gastos fúnebres, cuando fallece uno de los ancianos que ahí se hospeda.

En el albergue, laboran 11 personas, pero no todos devengan salarios, la mayoría como el cuerpo médico, son voluntarios.

Doña Sandra asegura que a su madre cuando estaba enferma la cuidó por mucho tiempo y que eso le permitió adquirir experiencia para tratar con las personas de la tercera edad.

“Fui criada (educada) con esos valores de cuidar a los ancianos, también la iglesia a la cual pertenezco me ha formado con ese carisma de ayudar a los demás”, sostuvo González, quien tiene un título en Contaduría Pública.

Lo más difícil

Comentó que lo más difícil de su trabajo es el manejo de los recursos, porque hay momentos que las donaciones se bajan.

“Hay meses que viene más gente a donar, pero hay momentos que no, entonces nos la ingeniamos con lo poco que tenemos”, contó la contadora.

Un total de 27 ancianitos son los que están hospedados en este centro de protección y se les garantiza techo, asistencia médica, vestuario y alimentación. Su capacidad es para 40 personas, pero ante la falta de presupuesto, no pueden cubrir esos espacios.

“En el día no hay enfermeros y nosotros tenemos que hacer a veces esa función, hemos aprendido a tomar la presión y hasta a inyectar”, sostuvo la mujer de 53 años.

Su tarea principal es buscar a personas o instituciones donantes para que el centro se mantenga. En los bancos y en algunos supermercados del departamento, hay alcancías donde también se puede colaborar o realizar algún tipo de depósito.

Apoyo
A veces por las quejas, el mal carácter de los ancianos y sus desobediencias, son algunas de las situaciones que a Sandra la han llevado a pensar en su retiro, pero confesó que ha logrado controlarlo, “porque me encanta servirle a estos residentes que en su mayoría están en abandono social y hay que comprenderlos por ese gran vacío que tienen en su corazón”.

HOY / Mynor García

La fundación se encuentra abierta de lunes a domingos y atiende desde 8:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde. Para cualquier donativo o visita, pueden marcar el número telefónico 25320242.

...

Notas Relacionadas