Modesta Gaitán, una mujer llena de energía

Una señora que vende productos con mucho entusiasmo

personaje, oriental, venta, anciana, mercado, venta

HOY / Jader Flores

HOY

Sentada en una silla de plástico color verde, encontramos a doña Modesta Gaitán Cano, de 90 años, en un pasillo del Mercado Oriental donde no transitan muchas personas, pero asegura que se vende aunque sea poco.

Se instala frente a su negocio, ahí en el frente del tramo pone su silla y ve pasar a los clientes y les ofrece sus productos.

“¿Qué vas a llevar amorcito? ¿Qué te doy?”, son parte de las frases que utiliza la amigable señora, quien porta su delantal bien amarrado a la cintura.

Cuando tenía 15 años llegó al mercado a vender con su mamá. Durante mucho tiempo ofreció verduras, pinolillo, tiste, avena, entre otros productos. Ya cuando tenía más edad, ella misma preparaba los cereales y los vendía. Doña Modesta es una anciana que a pesar de que ya no tiene la misma fuerza que antes, siempre atiende a sus clientes con toda la amabilidad que la caracteriza.

“Yo tengo como 75 años de estar en el mercado, yo vendía verduras, después de vender verduras me puse a vender tiste, pozol, semilla de jícaro y cosas así, todo eso yo lo hacía y después ya me puse a vender flores artificiales, flores naturales y ahora que está la temporada vendo cosas (productos) de la Navidad”, dijo doña Modesta.

Se aburre en su vivienda

Hace unos pocos años le entregó el tramo a su hija Teresa Chávez, de 45 años, para que lo trabaje porque ya no puede sola. Ahora doña Modesta va al Oriental unas dos veces a la semana y a veces solo los sábados.

“El tramo se lo entregué a mi hija, pero todavía es mío, ella está vendiendo porque solo con ella vivo yo y ella es la que me mantiene, ella me compra mi ropa, mis zapatos y cuando yo me enfermo ahí corre ella donde el médico y así me tiene ella, en la casa estoy sentada, no hago nada”, expresó la anciana.

Ella comentó que se aburre de estar sin hacer nada en su vivienda, necesita estar en el mercado para sentirse a gusto.
Doña Modesta quedó viuda hace veinte años, procreó con su esposo nueve hijos, pero solo cinco están vivos. Indicó que a todo sus hijos los logró preparar.

...

Notas Relacionadas