Queda en libertad busero que hirió a vendedor accidentalmente por frustrar robo

Recuperó el celular de una pasajera y cuando retornó a la unidad con el móvil fue recibido con aplausos. El herido ya fue dado de alta.

HOY

“Es un héroe”, dijo un pasajero y de manera simultánea se escucharon los aplausos en un bus de la ruta 159, similar a un recorrido lleno con feligreses que se dirigían a un culto.

El aludido era el busero Luis Javier Munguía Munguía, de 39 años, quien regresó triunfante a la unidad de transporte con su revólver calibre 38 y con el celular —valorado en más de 3oo dólares— de una pasajera que minutos antes se lo había arrebatado un delincuente.

El acto de valentía lo llevaría a la cárcel por unas horas, ya que una de las tres detonaciones que realizó contra el ladrón impactó a un vendedor de caramelos. Pero Munguía no se enteró en el momento.

En libertad

“El bus iba lleno, alguien grita: ‘mi teléfono, me lo robaron’, y yo miro que un señor va detrás del ladrón, me le pego detrás (en persecución), hago dos detonaciones al aire, pero cuando voy cerca de él (delincuente), parece que el cansancio que llevo, quise levantar el arma para hacer otra detonación al aire y el tiro se me va aquí (en línea recta con dirección hacia el lago)”, detalló Munguía.

Ese proyectil se alojó en la espalda de Jairo Isaac Velásquez Molina, de 32 años, quien ofrecía caramelos en las afueras de una vivienda ubicada en el barrio El Paraisito, Managua.

Busero
Luis Munguía Munguía, recuperó el celular de una pasajera que iba en la unidad que conducía. HOY/Foto: Wilih Narváez

“No sé por qué la gente que supo que había un lesionado, no me avisó a mí, yo me hubiese quedado en el lugar de los hechos y no me muevo, regresé caminando hacia el bus y continuamos la marcha”, agregó Munguía.

Después de salir de la otra terminal, le avisaron que lo andaba buscando una patrulla.

“Yo iba a presentarme al Distrito, pero como estaban en el punto de los hechos, llegué a entregarme, llevaba la pistola en mis manos, la portación; es más, no sabía que había un lesionado”, añadió.

El busero fue puesto tras las rejas por unas horas. “Ayer mismo (lunes) ocurrió otro robo en este mismo bus, pero ya no lo andaba yo”, reveló.

Munguía Munguía tiene veinte años de trabajar como busero y gana 70 córdobas por cada vuelta (recorrido) que realiza la unidad, con el fin de llevar el sustento para su esposa y tres hijos.

Asegura que utiliza el arma porque ya ha tenido experiencias de peligro en la unidad de transporte.

La Policía Nacional quedó de llamarle en las próximas horas. Se desconoce si los agentes ya arrestaron al autor del atraco.

De alta

El vendedor de caramelos Jairo Isaac Velásquez Molina fue dado de alta la mañana de ayer, según confirmó vía telefónica su hermano Lesther Velásquez.

La bala no pudo ser extraída.

El busero ayer continuó sus labores cotidianas, y el día del asalto nada más pudo ganarse 70 córdobas.

“Entre toda mi pobreza yo quiero ayudarle al brother (vendedor), él es alguien inocente, igual que yo, una persona trabajadora que jamás se imaginó que iba a suceder eso, menos yo”, manifestó Luis Munguía.

Busero
El busero al enterarse que era buscado por la Policía, fue al sitio donde había realizado las detonaciones. HOY/ Archivo/ Wilih Narváez

...

Notas Relacionadas