Armada argentina dice sonido detectado es de una explosión

Dos ambulancias de la Armada abandonaron el lugar llevando a algunos familiares que se habían descompensado tras recibir la noticia.

El submarino diésel eléctrico clase TR-1700 de fabricación alemana debía llegar el lunes a su base en Mar del Plata./ HOY: AP

HOY

La Armada argentina informó que el sonido detectado durante la búsqueda de un submarino que desapareció con 44 tripulantes a bordo es consistente con una explosión no nuclear.

El vocero de la Armada, capitán Enrique Balbi, dijo que se ha informado a los familiares de la tripulación y que continuará la búsqueda hasta que haya plena certeza.

“Se recibió una información de un evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear consistente con un explosión”, dijo Balbi en conferencia de prensa en la sede de la Armada en Buenos Aires.

Agregó que “este evento… coincide con la información recibida por Estados Unidos… de lo que ellos llamaron que hubo el día miércoles 15…”. Balbi explicó que la información fue recibida el jueves por la mañana a través del embajador argentino en Austria, luego de que el sonido fuera analizado por diferentes agencias que no precisó.

“Diferentes fuentes, hidrófonos (micrófonos subacuáticos) situados en distintas partes del mar, coinciden. De acuerdo a este informe hubo una explosión”, agregó Balbi.

El vocero de la Armada no quiso hacer conjeturas sobre la causa de la explosión y sostuvo que “hasta que no tengamos ninguna evidencia certera no podemos dar ninguna afirmación concluyente”.

HOY/ AP

Última comunicación

El submarino ARA San Juan se comunicó por última vez con tierra el 15 de noviembre cuando navegaba desde Ushuaia, en el extremo austral del país, hacia su base en el puerto de Mar del Plata, 400 kilómetros al sureste de Buenos Aires.

Al salir de la base naval de Mar del Plata, donde la mayoría de los familiares de los tripulantes se concentraron en los últimos días a la espera de novedades, padres, esposas y hermanos se abrazaron y lloraron.

Dos ambulancias de la Armada abandonaron el lugar llevando a algunos familiares que se habían descompensado tras recibir la noticia.

Uno de ellos, que no se identificó, gritó desde su automóvil a los periodistas “mataron a mi hermano”. “Son perversos y nos manipularon. Ellos sabían (que el submarino había explotado). La gente se puso agresiva al enterarse”, dijo a medios de prensa fuera de la base naval de Mar del Plata Itatí Leguizamón, esposa de German Suárez, radarista del submarino.

...

NOTAS RELACIONADAS